[GALERÍA] Estos son los Presidentes de la República más homofóbicos del mundo

Por Beatriz Rojas

Hoy el presidente de Uganda, Yoweri Museveni, firmó la ley que impone sentencia de cárcel de por vida para la homosexualidad en dicho país.

Por ello hacemos un recuento de los presidentes del mundo que también han implementado las normas en contra de la comunidad LGBT.

En al menos
78 países la homosexualidad se castiga, según el informe más reciente de ILGA, la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales y Personas Intersex (LGBTI).

Irán: grupos internacionales de derechos humanos tienen evidencias de que en este país se han ejecutado a hombres por cargos de homosexualidad, además de violaciones, detenciones y arrestos para la comunidad LGBT. Esto no sorprende, luego de escuchar decir al presidente Mahmoud Ahmadinejad que “la homosexualidad cesa la procreación”.

Algunos países de África como Liberia, Nigeria además de Uganda,  tienen en mente nuevos proyectos de ley para endurecer las penas.

India: a mediados de diciembre de 2013, este país anunció restablecer la ilegalidad de relaciones entre homosexuales, 4 años después de ser despenalizada.

Rusia: después de restringir adopciones a países que permiten el matrimonio gay, Vladimir Putin dice que su país “debe limpiarse de de homosexualidad”, además de prohibir la propagada gay en los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi.

Burundi: en 2009 se aprobó la ley que prohibe actividades homosexuales con sentencias de dos meses a 3 años.

El presidente de Zimbabwe, Robert Mugabe, propone castrar a los homosexuales.

En Camerún, las personas que aparentan ser gay o lesbianas, son acusadas a las autoridades, algunos de estos siendo encarcelados hasta por 3 años sin bases suficientes.

Qatar: condena a la comunidad de este tipo, como una ofensa que debe tener castigos de más de 7 años de cárcel o cadena perpetua cuando las personas son menores de 16 años. En los últimos años, una campaña en All Out, contra del maltrato a homosexuales en Camerún, ha ejercido presión en el Presidente Paul Biya para que pongan fin a los ataques.

Arabia Saudita: escudándose en ser un país islámico y no laico, Arabia aplica castigos que van desde cárcel hasta palizas e incluso pena de muerte.

Sudán y Yemen, cuya penalización es de 5 años de cárcel hasta pena de muerte para la comunidad gay.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo