La arremetida de Carolina Schmidt en contra del rector Víctor Pérez

La secretaria de estado envió un oficio para no entregar recursos al DEMRE de la PSU este año hasta que no sean rendidos los anteriores

Por PUBLIMETRO

Luego que el rector de la Universidad de Chile, Víctor Pérez, criticara a la ministra de Educación, Carolina Schmidt, por su “silencio” en la investigación que realiza el ministerio Público en contra del grupo Laurete dueño de la Universidad de las Américas por presunto lucro en la educación, la secretaria de estado a través de un comunicado respondió a las acusaciones.

Schmidt aseguró que “las acusaciones del rector Pérez no solamente son infundadas, sino que llama profundamente la atención, su insistencia por pedir transparencia y claridad para otras instituciones y negarla para la propia”. 

Luego, agregó que “ser Universidad Estatal, y estar, como estamos todos los organismos estatales, sujetos a Contraloría, no exime de la obligación de transparencia y rendición de cuentas. Esa es la diferencia conceptual que tiene el Gobierno con el rector Pérez”.

Lo anterior como una breve introducción a la denuncia que deslizó la ministra en contra del rector Pérez. 

“Durante este Gobierno, el Ministerio de Educación, así como también el Consejo de Rectores, han solicitado al rector Pérez  en repetidas ocasiones la rendición de los más de 5 mil millones de pesos que le entrega el Estado anualmente para la PSU. Estos recursos, que son entregados anualmente al DEMRE de la Universidad de Chile para la aplicación de la prueba, no han sido rendidos nunca por esta institución. Como Ministra oficié para que estos recursos no se entreguen nuevamente mientras no sean rendidos, afirmó Carolina Schmidt. 

Y remató con “la omisión reiterada del rector Pérez a la solicitud hecha por el Mineduc y por el propio Consejo de Rectores y sus ataques hacia mi persona, hacen honor a la vieja premisa: la mejor defensa es el ataque”.

Por otro lado, la ministra de Educación aseguró que el rector Víctor Pérez “en repetidas ocasiones” la ha contactado y ella misma a través de su “celular personal” o en su defecto por medio del ministro subrogante, ha dado respuesta a las inquietudes del rector. 

Por lo anterior, calificó como una “campaña agresiva” los dichos del rector de la Universidad de Chile, Víctor Pérez. 

En específico, y sobre la Universidad de las Américas, Schmidt aclaró que “la segunda semana de enero la CNA envió los antecedentes recogidos en el proceso de acreditación, para que el Mineduc los analizara en relación al artículo 64 de la LGE. Estos antecedentes fueron enviados de inmediato al Ministerio Publico y además se está iniciando un proceso formal de investigación y recopilación de información sobre esta institución”.

“Estos procesos no son secretos. Sin embargo, al igual que todos los procedimientos  de investigación, se inician formalmente sin publicidad en los medios y durante toda su tramitación, tal como lo señala expresamente la ley, el Ministerio de Educación tiene la obligación de resguardar la información acerca de dichos procesos”, se lee también en el documento.

“La ira del rector Pérez y sus dichos calificando  de inaceptables mis declaraciones sobre la existencia de  presiones para concentrar los recursos educacionales en las universidades estatales, no hacen más que ratificar lo por mí señalado”, setenció la ministra de educación Carolina Schmidt.

La polémica en gran parte responde a que el esposo de la ministra de Educación, Gonzalo Molina, es parte del bufete de abogados, Barros & Errázuriz, que asesora a las Universidades Andrés Bello y las Américas, investigadas por el Ministerio Público.

Sin embargo, en entrevista con EMOL durante el año pasado, a pocos días de asumida su cartera, Schmidt afirmó que no existía ninguna incompatibilidad legal ni conflicto de interés para asumir sus labores, debido a que su marido “mandó por escrito una carta anunciando que él no tiene que ver y no va a ver nada que tenga que ver con universidades”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo