En España dan maestría para ser prostituta

En España darán un curso para quienes deseen aprender la profesión más antigua del mundo

Por Edgar Sanchez Sandoval

La prostitución, considerado el trabajo más antiguo del mundo, tendrá un taller en España en el que se podrá obtener una maestría en esa profesión.

En un país lacerado por la crisis económica, algunas mujeres han decidido entrar al negocio del placer para pagar sus estudios o mantener a su familia, por lo que serán parte del curso express que dará la asociación Aprosex el próximo fin de semana.

Conxa Borrel, una escort entrevistada por elperiodico.com, asegura que hay mujeres de todas las edades en el curso. “Las más jóvenes de las prostitutas tienen entre 18 y 23 años, pero también estarán presentes señoras de 50, quienes no han encontrado un trabajo formal”, indica.

Éstas son las siete lecciones que Borrel asegura se incluirán en el curso, que sirve para ayudar a las colegas de profesión.

1) El capital

La primera cuestión que debe entender una mujer que quiere ser una prostituta es la cuestión económica. “Una cosa es la fantasía y otra, la realidad”, asegura Borrell. Las nuevas prostitutas deben tener en cuenta que las tarifas han cambiado, a causa de la crisis y el aumento de oferta.

2) Tomar en cuenta el estigma social

Te enfrentas a la idea preconcebida de “eres puta porque nos sabes hacer otra cosa y, por lo tanto, nadas en inseguridad”, indica Borrell. “No hay empleo en el que la mujer se empodere tanto desde el primer minuto como el de prostituta. El cliente elige la oferta, pero las riendas las lleva la profesional”, agrega.

3) Gusto del sexo

“Una prostituta a la que no le guste el sexo es como una anoréxica metida a crítica gastronómica”, señala la especialista.

4) Hablar con la verdad

Lo que digan debe ser verdad. Si se promocionan como rubias, de 1.70 metros, deben serlo. “Es una regla no escrita”, dice la escort.

5) Empatía

El chiste no es tener muchos clientes, sino retener a la mayor parte posible.

6) Ahorrar

“Lo ideal es guardar la tercera parte de las ganancias”, indica Borrell.

7) Enseñar

La experta indica que “uno de los trabajos de la prostituta es enseñar al hombre a ser mejor amante, que se vaya a su casa y sepa hacerle algo nuevo a su pareja, dejarle algo nuevo”, concluye.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo