Estos 21 países podrían estar espiando a sus habitantes

El software espía ha sido utilizado contra periodistas y activistas

Por Daniel Casillas

Estados Unidos podría no ser el único país que utiliza programas para espiar a sus ciudadanos a través del internet o de las comunicaciones a distancia, una investigación de la organización Citizen Lab de la universidad de Toronto reveló que hay sospechas de que 21 países del mundo (incluidos México, Colombia y Panamá) estarían utilizando un sofisticado software espía.

Citizen Lab explica que existe un sofisticado software espía llamado Sistema de Control Remoto (RCS, por sus siglas en inglés) desarrollado por la empresa italiana Hacking Team y que es exclusivamente vendido a los gobiernos. Un extenso análisis de la organización sobre las redes del RCS logró determinar que existen sospechas de que 21 países son los usuarios actuales o anteriores de ese sistema.

La organización explica que el RCS funciona de manera encubierta blanqueando redes y datos a través de terceros países a un “punto final”, que se cree representa al operador del gobierno que lo utiliza. Este proceso está diseñado para ocultar la identidad del gobierno que lleva a cabo el espionaje. Por ejemplo, los datos destinados a un punto final en México parece estar encaminado a través de cuatro representaciones diferentes, cada uno de un país diferente.

De acuerdo con un análisis que identificó la localización de los puntos finales del software RCS, estos 21 gobiernos son los usuarios actuales o anteriores de RCS : Azerbaiyán , Colombia, Egipto , Etiopía, Hungría, Italia , Kazajstán , Corea, Malasia, México , Marruecos, Nigeria , Omán , Panamá , Polonia , Arabia Saudita , Sudán , Tailandia, Turquía , Emiratos Árabes Unidos y Uzbekistán.

La investigación revela que los gobiernos que utilizan el RCS logran espiar equipos infectándolos a través de populares programas de computadora como Microsoft Office, Internet Explorer, Adobe Acrobat Reader e incluso páginas de internet.

Este programa de espionaje ha sido utilizado por gobiernos contra medios de comunicación y para atacar a periodistas o activistas de los derechos humanos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo