Los métodos biológicos que usa la Conaf para controlar el hanta

Casos de contagios ya alcanzaron los 38. Mecanismo incluye la instalación de casas anido de lechuzas y el control de la quila

Por Mario Valle / Publimetro Crónica

El pasado viernes el ministro de Salud, Jaime Mañalich, afirmó que se había comunicado con quien será su sucesora, la doctora Helia Molina, para extender el alerta sanitaria en la Región de La Araucanía por la gran cantidad de casos de virus  hanta que se han registrado en la zona.

Hasta hoy de los 38 casos contagiados de esta temporada, el 42% ha terminado en muertes, pero las autoridades sanitarias no son las únicas que trabajan para controlar la aparición del ratón de cola larga. Otro ente que trabaja diariamente en esto es la Corporación Nacional Forestal (Conaf), que implementa “métodos biológicos” para controlar la cantidad de estos roedores.

Según explicó a Publimetro el jefe nacional del departamento de administración de áreas silvestres protegidas  de la Conaf, Víctor Lagos, el organismo dependiente del Ministerio de Agricultura implementa dos métodos para ayudar a controlar la presencia de los ratones: el uso de sus depredadores naturales y el corte de la quila, arbusto que es su principal alimento.

Con respecto a esto último, Lagos precisó que periódicamente en los lugares abiertos de los parques nacionales al público desmalezan y manejan el brote de la quila, con el fin de evitar que los ratones lleguen a estos sitios (la semilla de la planta acelera la reproducción de estos): “Lo que nosotros hacemos no es necesariamente disminuir o controlar la cantidad de roedores a través de esta vía, sino que evitamos que lleguen a estos y los derivamos a otros lugares”.

En el caso de los depredadores, el experto detalló que además de la instalación de casas anido de lechuzas en sectores cercanos a la presencia de los visitantes, se realiza una campaña informativa para que estos cuiden a estos animales para evitar que ocurra un problema de ecosistema y se dispare la presencia de los roedores: “Esto  no pasa por poblar con depredadores, sino por mantener los cuidados con los que están. O sea si un turista va a un parque y atropella a un zorro, el impacto que tiene esto sobre la dinámica que tiene el ecosistema es impredecible. Uno dice un zorro más o uno menos, pero éste puede comerse cientos de ratones en su vida”, explicó Lagos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo