Abogado que fotografió a Karadima detalla cómo lo encaró y la insólita respuesta que recibió

En entrevista con Ciper Chile, Cristián Latrille aseguró que encaró al ex párroco de El Bosque porque sintió que representaba a las víctimas de abusos sexuales.

Por MAURICIO ZAPATA- PUBLIMETRO

Por medio de una entrevista con Ciper Chile, Cristián Latrille, el abogado que filtró las fotos en que se observa al condenado por abuso sexual de menores, Fernando Karadima, celebrando una misa en la capilla del Convento de las Siervas de Jesús de la Caridad, entregó detalles de la insólita respuesta que le dio el párroco al ser increpado por sus actos. 

 
Según Latrille ese día se enteró de la muerte de una tía que residía en el convento, sin embargo, jamás imaginó que se enfrentaría “cara a cara” con Karadima en el mismo lugar. 
 
Tras ser testigo de cómo el ex párroco del El Bosque oficiaba la misa, tomó algunas fotografías y luego encaró a Karadima, motivado por el dolor de la “víctimas de abusos sexuales y de sus familiares”.
 
“En ese momento decidí levantarme y encararlo. Estaba bastante tranquilo. Caminé en su dirección, me acerqué y le digo que él no podía estar celebrando misa porque fue condenado por abusos sexuales reiterados contra jóvenes adolescentes. Su respuesta me dejó perplejo: me dijo que eso no era cierto. Le replico que sí es cierto, que fue condenado por el Vaticano y que él estaba incumpliendo la sentencia que se le impuso”, aseguró Latrille a Ciper Chile.
 
Y añadió a Ciper Chile, “me dice: eso es una mentira. Y mirando una imagen de Jesús que esta en la capilla, me dice que no hable delante de Jesucristo de esa forma. Ahí le digo que soy abogado, que trabajo con niños víctimas de abuso sexual, que leí el proceso canónico del que fue objeto y que efectivamente él no puede celebrar la misa, ¡que no lo puede hacer! En ese momento me miró y me dijo que él iba a orar por mí y alargó su mano intentando tocar mi brazo. No se lo permití. Aparté inmediatamente mi cuerpo y le pregunté si se arrepentía de lo que había hecho. Karadima me miraba y no respondía. Se lo volví a preguntar. Él sólo miraba a Jesucristo y luego me miraba a mí y repetía que no dijera eso en su presencia”.
 
Latrille siguió insistentemente increpando a Karadima, cuestionándolo por “el robo de la inocencia de muchas personas” y el “daño terrible que le hizo  a la Iglesia Católica”. 
 
“Le dije también que como él cree en el infierno, aun tenía tiempo para rezar por él mismo, para pedir perdón y así evitar irse al infierno”, agregó el abogado.
 
Según relata Latrille, Fernando Karadima mantuvo el silencio y su mirada se desplazaba entre la imagen de Jesus y del propio abogado. 
 
“Es curioso, en ese momento yo sentía que de alguna manera estaba representando a las víctimas. Me acordé mucho de las tres victimas más conocidas de Karadima: José Andrés Murillo, Juan Carlos Cruz  y James  Hamilton. Sentí que debía hacer eso, algo así como un deber moral…Karadima agachaba la cabeza, después volvía a mirarme y me decía: “Voy a rezar por usted”. Luego miraba a Jesucristo y me repetía una y otra vez: “¡no diga eso delante de Él!”. Yo estaba de pie y él sentado, y si bien lo increpé y mi tono era enérgico, me cuidé de no levantarle la voz y menos de entrar en descalificaciones”, dijo a Ciper Chile.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo