Estudio: aumenta número de mujeres en altos cargos de empresas

Por

Por todo el mundo, aumentan las mujeres al timón de la empresas. De acuerdo a la última encuesta dirigida por Regus, proveedor mundial de espacios de trabajo flexible, confirma esta tendencia es positiva y va en aumento.

 

El estudio muestra que el número de empresas que declaran no tener ninguna mujer en la junta directiva ha bajado de un vergonzoso 47% dos años atrás a un 37%. Sin embargo, los resultados no son del todo reconfortantes, puesto que un poco menos de la mitad de las empresas mundiales, el 42%, consideran que sí esta aumentando el número de mujeres en cargos de alta dirección en su sector.

 

Además, se puede decir que según la encuesta, hay sectores en los que es bueno ser mujer y sectores en los que no lo es. El sector farmacéutico y de la sanidad parece ser, en general, un buen lugar para las mujeres, puesto que el 45% de las empresas cuentan con más de una mujer en la junta directiva, seguido del comercial y de ocio, donde el 37% de las empresas. Por el contrario, en el sector de las TIC, un 43% no tiene, paradójicamente, ni una sola mujer en puestos directivos.

 

La encuesta también reveló que las grandes empresas tienen más tendencia a facilitar el camino hacia la cima a las mujeres, puesto que más de la mitad tienen más de una mujer en puestos directivos.

 

Por otro lado, en las pequeñas empresas es más probable que no haya ninguna mujer en los altos cargos y muy improbable que haya más de una, lo que sugiere que a estas les cuesta ofrecer a sus empleadas las condiciones necesarias para superar las barreras laborales.

 

Según el análisis de este estudio, es la autocomplacencia uno de los factores para que a ellas les cueste más ascender dentro de una compañía, puesto que estas se conforman con que llegue una mujer a la dirección, y después dejan de formar y preparar a más mujeres.

 

Según Regus, para aumentar la participación de las mujeres en el mundo empresarial, es imprescindible que cuenten con una mayor flexibilidad en el número de horas que pasan en la oficina. Si se permite a las mujeres trabajar más cerca de su casa, pueden ahorrarse el valioso tiempo que malgastan en ir y volver del trabajo, mientras que trabajar cerca de la escuela a la que asisten sus hijos, por ejemplo, evita que necesiten organizarse de antemano o contar con ayuda externa a la hora de recoger a los niños.

 

Catalyst, una organización sin fines de lucro dedicada a promover la diversidad en los lugares de trabajo de todo el mundo, publicó un estudio en julio de 2013 en el que se confirmaba la importancia del trabajo flexible para ayudar a las mujeres a llegar a lo más alto del escalafón empresarial. 

 

En definitiva, para que las mujeres puedan contribuir a la economía y crecer profesionalmente, necesitan poder progresar en su carrera, tengan o no obligaciones familiares. Si bien es cierto que para cambiar la mentalidad tradicional de que las mujeres deben encargarse de más tareas domésticas, es necesario un cambio cultural prolongado y exhaustivo, y que las empresas den una mayor flexibilidad que les permita compatibilizar sus ocupadas vidas de la forma más eficiente posible.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo