Gaspar Servio, la historia del debut soñado de un portero

Por Edgar Sanchez Sandoval

¿Qué pasa por la mente de los porteros instantes antes de debutar? Seguramente se imaginan atajando dos o tres disparos, siendo felicitados por sus compañeros o entrenador al final del encuentro después de una gran actuación y hasta tapando penales. Pues el sueño se hizo realidad para el arquero del Banfield, Gaspar Servio, quien en su primer juego fue capaz de detener dos tiros desde los 11 pasos.

Servio se consagró como el mejor jugador del encuentro que su equipo ganó 2-0 a Patronato, en gran parte gracias a su maravillosa actuación. El joven de 22 años tuvo su oportunidad de jugar por primera vez en la Segunda División de Argentina, luego de que el guardameta titular, Enrique Bologna, sufriera una lesión en la rodilla derecha. “La victoria va para Bologna”, dijo el surgido en River Plate al final del encuentro.

La hazaña comenzó al minuto 18 cuando Servio adivinó el disparo penal de César Carignano y lo tapó en el lado izquierdo, para después recuperarse y alejar el balón con el pie. Después al 37′, el portero cometiío una falta dentro del área que Rossi cobró al lado derecho, pero el joven guardameta volvió a tapar el tiro.

Servio, con la confianza de los dos penales atajados, se dio el lujo de parar con el pecho un disparo de tres cuartos de cancha. “No lo hice por canchero, era la única posibilidad que tenía para que mis compañeros agarraran aire”, indicó sobre la polémica jugada.

Banfield se encuentra en la segunda posición del Nacional B, a un punto de Defensa y Justicia, con lo que se mantiene firme en la lucha por el ascenso.

Mira el partido de ensueño de Gaspar Servio:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo