Los 11 momentos más nobles del fútbol

Por Edgar Sanchez Sandoval

Dicen que no hay nada más bonito en el fútbol que anotar un gol. Tal vez sea cierto, pues es la obtención del objetivo, pero estas anécdotas del deporte más popular del mundo llegan incluso a hacer un nudo en la garganta y son inolvidables.

Estos son los momentos más nobles del deporte, cuando la competencia queda a un costado y se antepone el lado humano:

Miroslav Klose

En 2012, Miroslav Klose le dio la vuelta al mundo, pero no por una anotación o un juego brillante, sino por una muestra de fair play. En un juego entre Lazio y Nápoles, el alemán reconoció que había anotado una diana con la mano e hizo que el árbitro anulara su gol.

Carles Puyol

El líder del Barcelona ha mostrado en más de una ocasión su juego limpio. En una oportunidad un adversario le pegó en la cara, Carles siguió caminando y cuando Ronaldinho le iba a reclamar lo detuvo; en otro momento de su carrera, regañó a sus compañeros por festejar un gol, en un momento en el que le pasaban muy por encima al Rayo Vallecano.

Tecos juveniles

En un encuentro de las categorías juveniles en México, el técnico de Estudiantes Tecos, Mauricio Gallaga, ordenó a sus jugadores que fallaran el penal, luego de que en un bote a tierra no cedieron el balón a su adversario.

Pequeños culés

Un equipo juvenil de Barcelona mostró los valores que se enseñan en la Masía. Después de anotar un gol, cuando el portero del rival Castelldefels se encontraba lesionado en el suelo, decidieron ofrecerle un tanto a su rival.

Zlatan Ibrahimovic

Aunque en ocasiones se critican las actitudes de Zlatan Ibrahimovic en el terreno de juego, en un duelo entre PSG y Nancy, tuvo una noble acción. El sueco devolvió el balón a sus rivales, como agradecimiento a una jugada previa, en la que sus adversarios habían detenido el partido para que atendieran al lesionado Lucas Moura.

Ronaldinho

Dinho regaló su camiseta a un discapacitado cuando militaba en el París Saint-Germain.

Franck Ribéry

En las semifinales de la Champions del año pasado, al termino del encuentro un hincha se coló a la cancha del Camp Nou y en el momento que la seguridad lo retiraba, Franck Ribéry se acercó para obsequiarle su camiseta.

Oliver Kahn

En el mediotiempo de la final de la Champions de 2001, donde el Bayern Múnich derrotó al Valencia, le comunicaron al portero español, Santiago Cañizares, que su madre había fallecido. Oliver Kahn, arquero rival, una vez finalizado el encuentro, se acercó a consolarlo cuando se encontraba llorando en el cesped. “No llores Cañi, tu madre te está viendo desde el cielo”, le dijo el guardameta alemán. 

Costin Lazar

En un duelo de la Liga de Romania entre los Rapids de Bucarest y Otelul Galati, Costin Lazar se rehusó a tirar un penal, que estuvo mal señalado por el árbitro.

Robbie Fowler

En la temporada 1997 en un duelo entre Arsenal y Liverpool, Robbie Fowler buscó en el área grande un pase filtrado, pero se encontró al arquero David Seaman. El jugador de los Reds, que se lanzó aparatosamente a pesar de no sufrir ninguna infracción, le indicó al árbitro que no había sido penal, pero el juez mantuvo su decisión.

Paolo di Canio

El italiano tenía la oportunidad de marcar un gol, pero prefirió detener el juego al ver al portero rival lesionado. Su actitud hizo que ganara el Premio FIFA Fair Play 2001.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo