Consejos para no ser engañ[email protected] por tu cita de Internet

Por Raquel Lopez

Esta semana el sitio CBS de Nueva York publicó la historia de una mujer -quien ha decidido permanecer en el anonimato- que conoció a un hombre a través de una popular red de citas por Internet. Durante seis meses sostuvo una relación con el hombre que decía llamarse Maxwell Yas, tener 60 años, ser de Nueva York y dedicarse a la ingeniería civil en Malasia.

El hombre le dijo que tenía problemas económicos. Para ayudarlo, tomó el dinero que guardaba para su retiro (86 mil dólares) y se lo envió. Después de esto, no volvió a hablar con él. La sobreviviente de cáncer asegura: “Siempre fui una persona muy racional. Quise creerle porque pensé que estaba desarrollando una relación”.

A pesar de que el Departamento de Policía de Montclair está investigando el crimen, aseguran que será difícil encontrar al responsable.

Este no es el primer caso de robo entre parejas en línea, ni el único tipo de crimen que ha sido facilitado por la presencia de redes sociales especializadas en las relaciones románticas. En 2013 el FBI publicó un artículo titulado: ¿Buscando el amor? Presten atención a los fraudes de las citas por Internet. Según el documento: “Los criminales aseguran ser connacionales que viajan o viven en el extranjero […]. Sus presas más comunes son las mujeres mayores de 40 años, divorciadas, viudas o discapacitadas, pero en realidad, las personas de todas las edades están en riesgo”.

¿Cómo descubrir si su pareja es real?
  • Guarden una foto de su perfil y búsquenla en Google Image Search, http://www.google.com/imghp (instrucciones al final de la galería).
  • Los extorsionadores confiesan su amor demasiado pronto.
  • Los extorsionadores prefieren recibir dinero que visitas. 

Los fraudes funcionan de la siguiente manera: “Por semanas o meses platican, formando una conexión. Tal vez reciban flores y otros regalos. Finalmente, lo que va a suceder es que su nuevo ‘amigo’ les pedirá dinero”.

Hay varios tipos de fraude:

Tan sólo en los últimos dos años en Estados Unidos, las mujeres que han caído en estas trampas han perdido un total de 80 millones de dólares.

El ladrón

Sólo contactan a sus ‘parejas’ para robarles dinero. Platican con sus víctimas durante varios meses antes de pedir ayuda económica. En algunas ocasiones dejan de contactar a sus parejas después de recibir la suma que solicitaron, en otras, continúan la relación para volver a pedir dinero en el futuro.

Lavado de dinero

Sin saberlo, las víctimas de este crimen pueden terminar involucradas en esquemas de lavado de dinero, canjeando cheques falsos y enviando el dinero a sus parejas o vendiendo productos ilegales.

Chantaje

Piden fotografías comprometedoras de sus ‘parejas’ o las consiguen ‘hackeando’ sus correos electrónicos. Posteriormente las amenazan con publicarlas si no reciben cierta cantidad de dinero.

En 2013, un hombre llamado Gary Kazaryan fue arrestado por extorsionar a 350 mujeres con tres mil imágenes pornográficas que les había robado.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo