Benito Baranda: "En Chile, hoy nadie quiere vivir cerca de los pobres"

Por UPI

El actual presidente ejecutivo de la Fundación América Solidaria y ex director Social del Hogar de Cristo, Benito Baranda, fue el invitado de honor en la Clase Inaugural 2014 de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad San Sebastián Concepción, ocasión en que el psicólogo realizó una presentación que denominó “El camino del auténtico compromiso social”.

En su conferencia, realizada ante un Auditorio Marta Montory repleto, expuso sobre la llamada crisis social, planteando que “hoy se mezclan temas valóricos con desigualdad de oportunidades, desconfianza y sobre todo con exclusión social. Esto parte porque nos hemos concentrado mucho en nosotros mismos, al alero del corazón del capitalismo”, manifestó el activista social, recordando la frase ‘eres lo que tienes’.

Baranda sostuvo que a ello se suma una crisis profunda de las personas. “Puede que materialmente tengan más que antes, pero están desvinculadas. Antes tenían menos, pero estaban más insertas”, expresó.

“En Chile, hoy nadie quiere vivir cerca de los pobres. Ojalá los erradiquen. El Estado, en democracia, ha segregado a un enorme número de familias en todas las regiones del país. Las lleva a vivir lejos de sus centros de pertenencia, de sus fuentes laborales, hospitales, consultorios, y es así como surgen niveles peores de desigualdad en Chile. En todo aspecto, las unidades segregadas causan mucho daño en las sociedades”, aseveró.

Para Benito Baranda Ferrán, si continúan los niveles de desigualdad que existen en el país, nunca se podrá solucionar ningún problema social. “Estamos a la par de Portugal, motivo para estar orgullosos. Lo que nadie dice es que en Portugal, el 53 por ciento de los habitantes recibe 20 mil dólares per cápita, en tanto que en Chile, esos 20 mil dólares son recibidos sólo el 9 por ciento de los habitantes”, lamentó.

El psicólogo, también “desmenuzó” los deberes del profesional ético de hoy. “Hay demasiadas aristas valóricas en esto. Soy de la idea de que todo profesional debe sacarse la mugre con los recursos que tiene. Sabemos que siempre falta financiamiento y que los sueldos son bajos, pero si haces mal tu pega y atiendes mal a alguien, le haces mucho daño; afectas más su dignidad que incluso si no lo atendieras”, dijo ante estudiantes de las carreras de Kinesiología, Tecnología Médica, Nutrición y Dietética, Fonoaudiología y Terapia Ocupacional.

“A veces nuestra vanidad profesional nos hace sentir que la sociedad debe valorarnos mucho más, pagarnos mucho más, para que financiemos nuestro estatus, sin darnos cuenta que ese reconocimiento debiese ser para todas las personas. Cuidado, esto es tremendamente superficial”, opinó, a la vez que instó a la audiencia a ser compasiva y generosa. “Cada vez que nos donamos, crecemos, decía el padre Hurtado. Hay un crecimiento interior, te humanizas cuando te donas. Si se donan al prójimo serán los profesionales más realizados”, aconsejó.

Baranda recomendó a los futuros profesionales formarse “escogiendo bien lo que queremos hacer, y con vocación, pensando más en la realización personal y en el compromiso social que en el estatus. Con rigurosidad, esfuerzo, honestidad. Y con un sentido de servicio que nos permita aprender del vínculo con las personas, por sobre todo. Eso nos lleva a crecer”, puntualizó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo