Defensa asegura que mujer "descuartizadora" de Molina sufre depresión post parto

Por

“Vengo a declarar por un hecho que va a ser motivo de televisión”.

Con estas palabras, Rossana Andrea Valdés Caro (34), llegó la noche del domingo hasta la 4ª Comisaría de Molina para confesar el asesinato de su pareja, Claudio Muñoz Ramírez (43), aseguró el diario La Segunda.

La frase fue parte de la batería de argumentos que este martes la fiscal Mónica Barrientos utilizó en el Juzgado de Garantía de Molina para conseguir que la mujer permaneciera presa mientras se desarrolla la investigación del presunto parricidio. Y lo consiguió, pues el juez dictó prisión preventiva para Valdés y un lapso de 60 días para indagar lo sucedido.

En contraste -y minutos antes de la audiencia- la abogada de la imputada, Carolina Gutiérrez , detalló a La Segunda los argumentos que esgrimirá durante todo el proceso de defensa. Según dijo, Valdés “no representa ningún peligro para la sociedad”.

Como atenuantes, Gutiérrez insistió en que la mujer fue durante años víctima de violencia intrafamiliar, mostrando como prueba las denuncias realizadas previamente ante Carabineros.

También, la profesional contó que como comerciante ambulante la mujer había sido madre recientemente (hoy su hija tiene ocho meses), por lo que “podría estar siendo víctima de una depresión postparto”.

Otros argumentos que presentó la defensa fue que la mujer se entregó y confesó voluntariamente su crimen, además de la “colaboración permanente” en la investigación y su irreprochable conducta anterior.

“Ella llegó con una actitud muy calmada y tranquila a la comisaría. Ella sabía que era un hecho que iba a causar conmoción”, apuntó la fiscal luego de la audiencia.

De acuerdo a los exámenes del Servicio Médico Legal, la causa de muerte de Muñoz fue el disparo en el tórax que recibió la madrugada del sábado.

La fiscal confirmó que el arma de fuego utilizada estaba debidamente inscrita en una vivienda de Peñaflor, en la región Metropolitana.

Una prima del difunto, Olivia Salinas, aseguró a La Segunda que Muñoz “era un hombre trabajador y ella es una asesina (…) Siempre andaba con el revolver en el banano, lo amenazaba, incluso frente a sus suegros”.

Para la abogada de la Corporación Humanas, Daniela Quintanilla , el caso de Rossana Valdés puede ser comparado con el emblemático caso de Karina Sepúlveda , la mujer que fue absuelta del delito de parricidio luego de dispararle a su esposo mientras dormía, en 2011, tras años de malos tratos.

Según comentó Quintanilla “durante varios años, Valdés había realizado denuncias de violencia familiar en contra de su pareja. Desde esa perspectiva, ambos casos son similares”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo