[INFOGRAFÍA] Conoce las cifras actualizadas del terremoto en el norte grande

Gobierno anunció $1.600 millones para una primera etapa. El catastro definitivo de viviendas dañadas estará este fin de semana

Por

Ayer la Presidenta Michelle Bachelet encabezó una reunión con ministros de distintos sectores para definir las estrategias de ayuda y normalización en las regiones afectadas por el terremoto del 1 de abril.

En el marco de ese trabajo los ministros de Defensa, Jorge Burgos, y de Interior, Rodrigo Peñailillo, entregaron a la mandataria un informe con las principales observaciones de los efectos de la catástrofe. El ministro Secretario General de Gobierno, Álvaro Elizalde, informó ayer después de la reunión que La Moneda destinará, a través de la Subsecretaría de Desarrollo Regional, $1.600 millones para financiar programas de recuperación de las zonas afectadas por el terremoto en las regiones de Arica y Parinacota y de Tarapacá.

“La Presidenta nos ha pedido no descansar en ese esfuerzo y no perder conciencia de que son muchos los que están sufriendo las consecuencias de la catástrofe”, dijo Elizalde, quien agregó que el terremoto “ha afectado la economía, la infraestructura y la vida cotidiana de las personas, de ahí la importancia de la ayuda”.

El vocero de Gobierno aseguró que se ha avanzado en reponer los servicios básicos y en comenzar las tareas de reconstrucción y enfatizó que una de las prioridades ahora es restablecer los establecimientos educacionales.

Ayer retornaron a clases los estudiantes de las regiones de Arica y Parinacota y Antofagasta, mientras que mañana lo harán los alumnos de la Región de Tarapacá. Sin embargo, no todos los establecimientos están en condiciones de recibir a los estudiantes, ya que muchos presentan severos daños provocados por el terremoto y las réplicas. Es por eso que Elizalde informó que se evaluarán todos los establecimientos educacionales de la zona y que en aquellos cuya infraestructura no esté habilitada, se construirán recintos modulares.

“Ningún niño o niña va a volver a clases si no existen las condiciones de seguridad para que puedan llevarse a cabo”, enfatizó el vocero, quien aseguró que no se va a perder clases porque si es necesario se recalendarizará el año escolar.

Situación de la vivienda

Nuevos antecedentes del daño a las viviendas surgieron ayer. “El catastro definitivo se entregará a fines de la semana, porque se necesita ir casa a casa. Se ha establecido que hay al menos 1.300 viviendas con daños severos, pero estas cifras podrían aumentar”, explicó Elizalde.

Hay también hasta el momento 10.600 casas con daños parciales. El catastro definitivo debería incluir la revisión de al menos 8.000 viviendas más.

Dentro de las cifras que surgieron ayer, se estima que de las 25 mil viviendas sociales existentes en Alto Hospicio, 11.400 tienen daños de diversa consideración, mientras que 1.133 tienen daños severos y podrían ser demolidas.

Otro de los poblados ampliamente afectados es Huara, en donde el 40% deberá ser demolido por severos daños.

En cuanto a Iquique, el Seremi de Vivienda informó que los inmuebles más afectados son los que están en las zonas altas de la ciudad. La autoridad ministerial explicó que el principal problema es el suelo arenoso sobre el cual se construyeron las casas. Cerca de 1.420 viviendas se encuentran con daños severos y de ellas 150 deberán ser demolidas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo