El Papa Francisco condena la violencia en el mundo

Por Miguel Velazquez

Durante la audiencia general realizada este miércoles en el Vaticano, el Papa Francisco condenó el asesinato del padre Frans Van der Lugt, jesuita holandés de 75 años asesinado en Siria tras recibir cinco disparos en la cabeza el pasado 7 de abril.

Su brutal asesinato me llenó de dolor y me hizo pensar de nuevo sobre todas las personas que sufren y mueren en ese torturado país, mi querido Siria, el cual ha estado durante mucho tiempo en este conflicto sangriento que lo único que ha traído es muerte y destrucción“, comentó. Hizo un llamado a Siria y a la comunidad internacional: “Bajen las armas, pónganle fin a la violencia ¡No más guerra! ¡No más destrucción!”, dijo, según información de Radio Vaticano.

De acuerdo con diversos medios internacionales, el Papa Francisco también se refirió al linchamiento que sucedió en días pasados en Rosario, Argentina, cuando un joven de 18 años murió acusado de haber robado una cartera: “Me dolió la escena. Fuenteovejuna, me dije. Sentía las patadas en el alma. No era un marciano, era un muchacho de nuestro pueblo; es verdad, un delincuente. Y me acordé de Jesús ¿Qué diría si estuviera de árbitro allí? El que esté sin pecado que dé la primera patada.

Fuenteovejuna

Es una obra de teatro escrita por el español Lope de Vega en 1618, en la que un pueblo, víctima de diversos hechos violentos, decide hacer justicia por su propia mano y pide a los reyes que avalen sus acciones.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo