[Fotos] Con botellas de vino, la UDI sigue su ofensiva contra la reforma tributaria

Por

Los diputados María José Hoffmann, Jaime Bellolio y Juan Antonio Coloma, se fotografiaron en los pasillos del Congreso con un nuevo volante en contra de la reforma tributaria. Ahora fue el turno de la disposición que pretende subir los impuestos a las bebidas alcoholicas.

Según los parlamentarios, una botella de vino, como la que se ve etiquetada en las fotos, costaría con todos los impuestos, incluyendo los nuevos, unos 2400 pesos.

En este reclamo los acompañaron parlamentarios de oposición

Los diputados Jorge Tarud (PPD) y Pablo Lorenzini (DC) anunciaron este jueves su rechazo a la propuesta, contenida dentro de la reforma tributaria, de aumentar los impuestos a alcoholes, lanzando un llamado al ministro de Hacienda, Alberto Arenas, a reconsiderar este gravamen que ayer fue cuestionado también por el presidente del Directorio de CCU, Andrónico Luksic.

Los parlamentarios piden al gobierno hacer una reflexión considerando que dicha medida afectará a los vitivinicultores, especialmente en la Región del Maule, donde han debido enfrentar serios problemas económicos, que se verían agravados por este aumento en los impuestos.

“Señor ministro de Hacienda, por favor reconsidere este punto que es extremadamente sensible para nuestra región”, enfatizó el diputado Tarud, agregando que “quiero señalar que estamos dispuestos al diálogo, pero nosotros, representando a la gente del Maule, que somos los principales productores de vinos del país, le hacemos un llamado a los demás parlamentarios en forma transversal de la sexta, séptima, tercera, cuarta región, porque esta alza en los impuestos equivale a 30 veces más de lo normal que se da en la OCDE”.

Tarud explicó que “nuestra región es la región del sueldo mínimo. Aquí hay una serie de vitivinicultores que van a tener problemas si se sube el impuesto, en consecuencia, nuestro llamado es a reconsiderar esta situación”.

Por su parte, Lorenzini, indicó que “en nuestra zona con más de 2.500 pequeños productores, donde la sequía y las heladas ya han provocado una disminución tanto del precio como de la productividad (…) claramente, en nuestra región al menos, tiene un efecto en los pequeños productores del mundo rural, ese mundo que siempre está descuidado, por lo tanto, en la Región del Maule estamos con problemas con este tipo de impuestos”.

El parlamentario falangista criticó que “con la reforma tributaria el impuesto al vino será de 920 pesos, 30 veces más que los países productores pertenecientes a la OCDE, lo cual según una estimación que se nos ha hecho, si hoy el vino normal cuesta en promedio 1.400 pesos con este aumento llegaría a 2.400 pesos, vale decir un aumento del 90%, y que más encima según nos han explicado, dicha alza no afectará a las exportaciones, sino solamente a los chilenos que consumen vino nacional”.

Ayer, tras la junta ordinaria de accionistas de CCU, Andrónico Luksic, manifestó su preocupación frente a la iniciativa. “Confiamos en que nuestros legisladores hagan un profundo estudio, a fin de que puedan considerar los efectos que estimamos negativos en su eventual aplicación. Como compañía estamos a disposición de nuestros legisladores con el propósito de manifestarles y darles a conocer los efectos que estos tributos tendrían”, expuso el empresario.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo