Llegó a Chile nueva y mortal droga alucinógena

Por Flor Guzmán/ Publimetro

Operación delirio fue el nombre del operativo de la PDI que logró desbaratar una banda nacional que ingresaba y fabricaba diversas drogas sintéticas. Se logró incautar 2.800 dosis de 2CB, peligroso alucinógeno que nunca antes había sido descubierto en nuestro país, además de 1.200  dosis de LSD. 

Además se incautó un porcentaje importante de dosis de NBOMe, alucinógeno que se calcula puede ser 10 veces más potente que el LCD y que ya se están investigando dos muertes atribuidas a su consumo, una de ellas en la fiesta electrónica Misteryland. 

Esa fue precisamente la pista que permitió comenzar a seguir a esta organización compuesta por ocho personas. “Un sujeto  adquiría la sustancia en China a través de los portales de internet. Logró hacer un contacto y comprar la sustancia allá y en el camino entre EEUU y Ecuador se cambiaba el rotulado de la sustancia. Así ingresó a Chile con un rotulado dstinto”, contó a Publimetro el subcomisario Juan Figueroa, subjefe de la Brigada Antinarcóticos Sur de la PDI, quien explicó que la sustancia que adquiría esta persona era la fenilatamina, la que está controlada por la legislación chilena, y que era trabajada en una imprenta que tenían como laboratorio.

El NBOMe y el 2CB son derivados de dicha sustancia pero tienen efectos más potentes y peligros y, por ser drogas relativamente recientes, la exactitud de su alcance no es precisa. “Nacen como sustitutos del éxtasis. Tienen efectos estimulantes  y alucinógenos. El 2CB no tiene ningún uso médico y no hay estudios de sus efectos a largo plazo (…) Al llegar el producto con distintas sustancias el resultado final te da una sustancia nueva, con efectos nuevos y peores”, explicó a Publimetro el subcomisario Patricio Navarro, experto químico del Departamento de Sustancias Químicas Controladas. 

El médico Juan Carlos Ríos, director del Centro de Información Toxicológica de la UC (CITUC) alertó de su peligrosidad.  “Es una droga sintética que tiene efectos dañinos. Las alucinaciones no son benéficas. Provoca diarrea, mareos, vómitos, convulsiones y más. Luego genera depresión, insomnio, cuadros severos de ansiedad. Finalmente su consumo excesivo puede conllevar arritmia cardíaca y generar paros cardiorespiratorios. Es claro que es mortal”, remarcó el médico a Publimetro.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo