Baja en forma considerable el número de católicos en Chile

Por

A un año del papado de Francisco como cabeza de la Iglesia Católica -con un sello de austeridad y cambios en la Curia romana-, “ni la declinación del catolicismo es tan acentuada y universal como se oye decir, ni la evolución de las creencias es lo esperado”.

 
Esa es una de las conclusiones a la que llega el análisis pormenorizado que realiza el informe de Latinobarómetro 1995 y 2014 sobre la evolución de la religión en América Latina, titulado “Las religiones en tiempos del Papa Francisco”.
 
El documento precisa que en 12 países -de los 18- de la región el 60% de su población se declaran católicos. En esos países el catolicismo es predominante, no hay otras religiones con alto porcentaje de creyentes.
 
Chile y El Salvador -que registran menos del 60% de católicos- están medianamente dominados por el catolicismo. Mientras que en Guatemala, Honduras, Nicaragua y Uruguay, con menos del 50% de católicos, esta religión perdió ingerencia, aseguró el diario La Segunda.
 
Respecto a los evangélicos, estos han aumento el número de fieles – llegando a tener más de 30 puntos porcentuales- en El Salvador, Nicaragua, Honduras y Guatemala (ver nota secundaria). En Chile, el 13% se declara evangélico.
 
En términos generales existen dos tendencias. Hay países de la región en los que el catolicismo declina muy poco -esta religión es mayoritaria o dominante- (ver tabla) y otros en los que se registra un abandono del catolicismo (no necesariamente se vuelven ateos o agnósticos) y abrazan otra religión, con excepción de Uruguay y Chile, que experimentan un proceso de secularización.
 
Chile, por lo tanto, es el segundo país de la región donde se ha registrado el abandono de principios y comportamientos religiosos más tradicionales, aunque su secularización no es tan acelerada como en Uruguay.
 
“En 1995 Chile tenía 74% de católicos con 65 puntos de diferencia con: ateos/ agnósticos/ sin religión 8% o evangélicos 9%. En 2013 Chile pierde 17 puntos porcentuales de católicos llegando a 57% y los sin religión (ateos/ agnósticos) aumentan a 25%, acortando la distancia entre ambos a 32%”, precisa el informe.
 
No se puede decir que Chile no tiene una mayoría de católicos en su población, pero esta dejó de ser la religión dominante en estos 19 años.
 
“El proceso de secularización en Chile es el más sorprendente porque Chile no tenía una tradición de agnosticismo hace dos décadas. Uruguay lo que hizo fue acentuar lo ya existente, mientras en Chile se trata de un fenómeno nuevo”, destaca el documento.
 
Según Latinobarómetro, la transformación valórica de Chile responde a un fuerte aumento de la autoexpresión en Chile entre 1990 y 2012, asociados al crecimiento del agnosticismo y los “sin religión”.
 
No obstante, en la mayoría de los países de la región, en los que es mayoría o domina el catolicismo -más de 70% de la población profesa esta religión-, la distancia entre el catolicismo y la siguiente religión es más de 59 puntos porcentuales, y la disminución del catolicismo ha sido inferior o igual a 13 puntos porcentuales, que es el promedio de disminución de la región.
 
Chile también representa otra excepción a la regla en cuanto a práctica religiosa y confianza en la Iglesia.
 
En el primer punto figura como el país donde menos se practica la religión -en contraste con El Salvador-, incluso supera a Uruguay, que es el país más agnóstico. La caída se produce abruptamente en los últimos tres años, especialmente entre los católicos -de 41% en 2010 a 38% en 2011 y 27% en 2013.
 
Además, Chile es el país con menos confianza en la Iglesia con 44%, lo que se contrapone con los parámetros que presentan los otros países de América Latina. Aunque es muy luego para apreciar el impacto -si es que se produjera- que tuvo la llegada del Papa Francisco, el informe de Latinobarómetro precisa que la confianza en la Iglesia es superior a 60% en todos los países de la región, salvo en nuestro país y en Uruguay donde es 48%.
 
En una región tan desconfiada como la nuestra, en lo que más confían los latinoamericanos es en los familiares, en segundo lugar está la Iglesia, afirmó La Segunda.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo