La "Marcha de las Putas": un golpe a los sexistas del mundo

Por Luz Lancheros

En pleno siglo XXI, los prejuicios ante las mujeres y la sociedad son más fuertes que nunca. Los casos de violación en India, ante los que  funcionarios del gobierno y sectores políticos culpan a las nacionales y su modo de vestir “por provocar a los hombres, causan la indignación de millones de féminas que, hoy por hoy, luchan por un sueldo más justo, por verse como quieran más allá de la aprobación masculina, o por simplemente, querer ser ellas mismas.Y por no ser violentadas en el proceso.

Esto también incluye a las activistas feministas, quienes van más allá del imaginario simplista que las ve como unas  “quema brasieres” que condenan a las mujeres por seguir la moda o embellecerse. Ellas luchan de manera práctica y más efectiva: a través de la ley, siempre apelando por condiciones de vida más justas para las mujeres. Para que la sociedad deje a un lado sus prejuicios y connotaciones negativas e injustas sobre su sexualidad, ocupación y otros temas más graves, como la impunidad que asola gran cantidad de casos de agresión a nivel mundial. todo esto sucede algunas veces en complicidad con las autoridades.

Cuando Michael Sanguinetti, un policía de Toronto, dijo que las vestiduras sugerentes de las mujeres causaba que las violasen, un grupo de mujeres indignadas creó el movimiento ‘Slutwalk’, que anualmente realiza una marcha donde las mujeres se visten como ‘prostitutas’para reivindicar la libertad de verse y vestirse como quieren. También de ser dueñas de su cuerpo y de sus decisiones.

La versión latinoamericana se conoce como ‘La Marcha de las Putas’, iniciativa internacional  que en países como Colombia es también convocada   por el colectivo Feminismo Artesanal y organizaciones sociales y activistas independientes.

“¿Por qué putas?”, responden ellas ante un término que en Latinoamérica choca. “Históricamente el significado es peyorativo. Buscan señalar como la peor mujer a quien tiene sexo por placer o viste de forma libre. Quieren hacerles ver a todas que quien hace uso de su libre desarrollo de la personalidad es inapropiada”, afirman.

El movimiento aclara que así como el término es usado para categorizar a mujeres que se salen de lo socialmente aceptable, también, con el mismo se busca culpar a las mujeres víctimsa de violencia por su vestido o estilo de vida, y que por ello la sociedad pareciera que las condenara. “Bajo esos parámetros y criterios, en cualquier momento de nuestras vidas, las mujeres somos llamadas ‘putas’ y como ‘putas’ debemos aceptar y callar que se desplieguen comportamientos sexuales sin consentimiento”, afirman. “Ninguna mujer debe ser violentada, así ejerza la prostitución”.

La marcha ha tomado fuerza en los últimos año, sobre todo en países como   México, Uruguay, Ecuador, Argentina  y Perú, entre otros. En Colombia, la marcha de este año se realizará el 31 de mayo, y sus consignas son las mismas expresadas por Slutwalk: las mujeres son libres de ejercer su sexualidad y sus derechos, así como el rebatir este imaginario que por años ha sido motivo de morbo, mas no de un estudio serio y juicioso para ver la posición de las mujeres en la sociedad actual.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo