Jaime Retamal: "El Ministro maradoniano"

Por Jaime Retamal

¿Cuánto más, cuánto tiempo más le servirá al ministro Eyzaguirre ese indiscutible talento maradoniano que tiene para sortear a cuanto sujeto se le ponga por delante?

Porque maradoniano es: los que están preocupados por el dinero y el financiamiento de lo privado que posa de público (el “udepedismo” insuflado por el peña-brunnismo, que  es puro gas que tarde o temprano explotará); o los que están atentos al lucro y al resguardo del business travestido de misional (el escandaloso lobby de la FIDE… qué diría el Papa Francisco muchachos); o los diputados (con y sin corbata) que le están siguiendo a la letra su discurso-progresista-Banco-Mundialista (lo único rojo del ministro son sus lentes ); o los senadores que (atrasos más, atrasos menos) tienen sus buenas cuentas que cubrir (nada es gratis en la vida del pobre y mal pagado congresista nacional); o el Colegio de Profesores y la maquillada protesta que le tenían montada…

En fin, lo que sea que se le ponga por delante, gesto maradoniano, y todos felices: la CONFECH, los obispos, los que lucran, los rectores, Peña… sí pues, hasta Peña, que es mucho decir, hasta Peña esta casi satisfecho con el ministro, sobre todo después de los papelones en su semana de furia mediática hace algunos días tratando de idiota a cuanto se le opusiera a sus argumentos de filosofía con zapatos de goma (falta “barata” lo sé… lo omito para que no se enoje su escudero Joignant).  En fin…

No sólo la ironía es un buen remedio para estos tiempos líquidos, sino también el escepticismo. Quien piense que con el fin al lucro, el copago y la selección se acabarán los problemas, está más que perdido. Primero ver para creer, que se acaben. Algo bueno tendría ese lunes por la mañana (… y no sólo si gana o no el Rangerito) si ya acabáramos de una buena vez con esos quistes del sistema. La verdadera democracia congnitiva, educacional, pedagógica y docente la vamos a alcanzar cuando dejemos de pensar que el neoliberalismo educacional de nuestro sistema ES SOLO una cuestión atingente a la administración del sistema. El neoliberalismo educacional es mucho mas profundo que ese trío de quistes que pretenden extirpar (no creo que puedan).

Nuestro modelo neoliberal posee una fuerte estandarización de la enseñanza y el aprendizaje, un restringido enfoque de la lectoescritura y la aritmética, la enseñanza de un curriculum preestablecido, la gestión administrativa de las escuelas de y con fuerte base empresarial, el aumento de recursos para la escuela y de remuneración para los profesores contra resultados, rendición de cuentas y fiscalización del rendimiento.

Aquí, sin duda, un buque madre es el SIMCE, el otro es la gobernanza local de las escuelas/liceos y lo que se pretende hacer como desmunicipalización y educación pública. ¿No les parece raro que sean los mismos alcaldes los que estén proponiendo un modelo de desmunicipalización? ¿No es raro que aun no tengamos una palabra del ministro sobre estos “otros” ejes del modelo, sobre todo del SIMCE? Nuevamente, en fin…

Lo concreto es que tendremos que ver cómo sale el proyecto de la moledora de carne del Ministerio, como sale de la juguera de la Cámara y como sale de la lavadora del Senado. Mientras tanto, habrá que estar atentos (hacer política) porque es altamente probable que el pan se queme en las puertas del horno… esta primerísima primera horneada de anti-lucro, anti-copago y anti-selección.

En un país donde lo privado es camuflado en lo público, es decir, donde lo común es la propiedad privada, en un país así hay que estar muy atentos… y mientras se siga maradoniando, habrá que reír a carcajadas de esos palitroques que caen o que ven una cabeza donde sólo hubo una mano.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo