La física detrás del escudo del Capitán América

Por Estefanía Cervantes

Seguramente una de las primeras cosas que se nos viene a la cabeza cuando pensamos en el Capitán America es su escudo y todos las artimañas que este tiene.

Matt Shipman un especialista en temas de investigación, ciencia y tecnología se puso a hacer un breve análisis del escudo del Primer Vengador de Marvel.

Desde herir a una persona incrustando el escudo en su abdomen hasta hacerlo rebotar de pared en pared; el escudo que Marvel le diseñó a Capitán America está reinventando la física.

Originalmente el escudo tendría una forma triangular sin ninguna habilidad especial, pero los guionistas decidieron darle poderes especiales al arma de Steve Rogers. Así crearon un metal ficticio, el vibranium, que, combinado con el acero, se volvería un escudo indestructible.

Una de las reglas generales en la física es: “La energía no se destruye, sólo se transforma

Una de las primeras cualidades que destaca el autor del articulo es que el escudo no transforma la energía recibida en un impacto, lo común sería que la fuerza se transformara en calor o sonido.

Y es cuando recordamos el golpe del martillo de Thor al escudo que produce una onda de choque, como si los átomos del “Vibranium” almacenaran la energía para reutilizarla.

Funciona como un condensador capaz de procesar grandes cantidades de energía, igual que una batería recargable que absorbe y después distribuye la energía, pero más rápido.

Esta misma energía guardada puede darle la capacidad de rebotar con gran velocidad y fuerza por tantas paredes quiera el Capitán.

La realidad es, que los súper átomos del Vibranium que Marvel inventó no están muy alejados de la realidad, respetan las leyes de la física y tenemos a la bomba atómica como buen antecedente de un gran almacenamiento de energía.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo