Aunque la mona se vista de seda... ¿Kardashian se queda?: Cuando hay que esforzarse por "ser elegante"

Por Luz Lancheros

Kim Kardashian y la moda han tenido una relación de amor/odio y muchos millones. El estilo de la celebridad siempre ha sido criticado por mostrar esa ostentación propia de “nuevo rico” que es contraria a los cánones de sobriedad y siluetas más arriesgadas que la industria propone en sus pasarelas y revistas.

Siempre ha sido una asidua de las críticas más furiosas de programas como Fashion Police. Peor aún cuando se presentó en la gala del MET el año pasado con su vestido floral de Ricardo Tisci y fue severamente criticada. Todo cambió cuando salió en la polémica portada de Vogue y la socialité ha querido “encajar”, aún más, al tratar de imitar a Audrey Hepburn en un anuncio para bebidas energéticas en Miami.

La celebridad copió tal cual el look del ícono de estilo y ya ha recibido severas críticas al querer emular a   la legendaria actriz, que sigue siendo un referente con sus prendas negras y outfit  femenino y chic por películas como “Desayuno en Tiffany´s”. Un artículo reciente de la revista Vanity Fair comparó descarnadamente a las dos figuras, y solo concluyó diciendo: “Solo tienen en común su cabello oscuro y que hablan inglés. Kim Kardashian muere por atención, Audrey solo la evitó. El estilo de Audrey trascendió por mostrar que no se esforzaba en su elegancia. En Kim se ve que nada le ajusta“, afirmó.

Audrey Hepburn ganó un Oscar y fue voluntaria en Unicef. Siempre llevó su vida privada con discreción. Kim Kardashian, por otro lado, saltó a la fama con un video casero y la fama se la debe a su reality.

¿Se estará esforzando demasiado? Las versiones que más han gustado de la diva han sido las recreadas por dos actrices afines a su estilo: Natalie Portman y Anne Hathaway.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo