Lo condenan a 13 años de cárcel y olvidan arrestarlo

Por Miguel Velazquez

El caso de un hombre en Estados Unidos está sacudiendo las redes sociales. Mike Anderson intentó asaltar un restaurante en el año 2000 y por ese hecho fue condenado a pasar 13 años en prisión, hecho que jamás se consumó pues las autoridades jamás lo detuvieron.

Mike Anderson, quien actualmente tiene 36 años, fue sentenciado y puesto en libertad bajo fianza en espera de una apelación. Cuando la apelación falló, se le dijo que esperara instrucciones
sobre cuándo y dónde presentarse para comenzar su encarcelamiento. Las instrucciones jamás llegaron.

El tiempo pasó, Michael realizó su vida normal, se casó y tuvo cuatro hijos, comenzó a trabajar como carpintero y se volvió entrenador del equipo local de fútbol soccer. Sin embargo un día, casi 13 años después, el equipo SWAT llegó a su casa a detenerlo. Ahora permanece en la cárcel esperando la decisión de un juez acerca de si continúa con su sentencia original o tendrá una nueva.

Una petición en línea exigiendo su liberación lleva cerca de 30 mil firmas y el abogado de Anderson se ha comunicado con el gobernador pidiéndole la liberación de Michael: “Mi cliente es el amoroso padre de cuando hermosos niños, un esposo devoto y un respetado hombre de pequeños negocios en St Louis, Missouri”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo