Fotógrafo favorito de Miley Cyrus acusado de abuso sexual

Por Raquel Lopez

Una vez más, el comportamiento de Terry Richardson, el fotógrafo favorito de Miley Cyrus y Lady Gaga, ha sido denunciado por acoso sexual. Fue la modelo Emma Appleton quien publicó un mensaje de texto que recibió del artista, donde él le pidió sexo a cambio de una sesión de fotos para Vogue. El intercambio fue compartido por Appleton a través de Twitter, donde se hizo viral. Por el momento, la modelo ha eliminado su cuenta en la red social de los 140 caracteres y el equipo de Richardson niega las acusaciones.

Estas son las otras denuncias contra el individuo que ha capturado las portadas de revistas como GQ y Harper’s Bazaar, y los retratos de artistas y a políticos (incluso del presidente de Estados Unidos):

 

2004: El diario Observer reportó que Richardson no sólo recibía favores sexuales de las modelos con quienes trabajaba, también había obligado a su pasante, ‘Alex’ a realizarle sexo oral. Ella debió hacerlo mientras se encontraba dentro de un bote de basura y utilizaba un letrero que decía ‘Puta’.

2010: Rie Rasmussen atacó verbalmente a Richardson durante una exhibición, acusándolo de explotar a jóvenes. “Le dije que lo que hace es degradante para las mujeres. Que espero que sepa que sólo tiene sexo con niñas porque tiene una cámara, muchos contactos y porque sus fotografías aparecen en Vogue”, dijo la modelo en entrevista con Page Six.

También en ese año, Jamie Peck escribió un ensayo sobre una experiencia que tuvo con el fotógrafo cuando tenía 19 años. El artículo fue publicado por The Gloss. Peck dijo que la segunda vez que fue retratada por Richardson: “No sé cómo me llevó hasta el sillón, pero en algún punto me sugirió que tocara su horrible miembro”, escribió la mujer, pero agregó: “No dudo que algunas de las mujeres que posan para él o tienen sexo con él lo hagan porque en realidad lo desean”, pero aclaró que ese no fue su caso.

Una semana después, un grupo de modelos se acercó al sitio web Jezebel con historias similares. La mayoría de las mujeres pidieron permanecer en el anonimato, pero una llamada Sarah Hilker explicó cómo canceló una sesión fotográfica después de ver cómo adolescentes eran obligadas a realizar actos sexuales con desconocidos para el placer de Richardson.

En ese mismo año, la famosa modelo Coco Rocha se unió al grupo de mujeres que admitieron sentirse víctimas de Richardson durante sus sesiones. En entrevista con la revista Fashion, Rocha dijo: “He sido fotografiada por él pero no me sentí cómoda y no lo volveré a hacer”.

2014: En el sitio social Reddit una modelo narró que a los 19 años trabajó con el fotógrafo: “Me pidió que posara para él en el sillón, le estaba dando la espalda cuando sentí que me estaba lamiendo el trasero […] Después se acostó conmigo y todo fue acto sexual tras acto sexual, besos agresivos […] me pedían que hiciera todo lo que se les ocurriera, que lo hiciera lentamente para poder ser fotografiada”.

 

Como respuesta a los crecientes alegatos, Richardson respondió a través de The Huffington Post. Su defensa fue la siguiente: “Trabajé con mujeres adultas que estaban conscientes de la naturaleza del trabajo y, como es normal para cualquier proyecto, todas firmaron permisos… nunca he utilizado una oferta de trabajo o una amenaza para obligar a alguien a hacer algo que no quisieran hacer. Doy a todas las personas con quienes trabajo suficiente respeto como para considerar que pueden controlar su voluntad y tomar decisiones correctas”.

A pesar de esto son cientos de mujeres las que han decidido sabotear los productos musicales y periodísticos relacionados con él; actrices como Lena Dunham y modelos como Coco Rocha aclararon que no volverán a trabajar con Richardson.

Una de las modelos respondió a la carta del fotógrafo: “No es su arte el que está siendo atacado, es como lo crea [lo que está siendo criticado …] Cuando trabajamos en una sesión nudista la ‘naturaleza del trabajo’ es justo eso: una sesión nudista. Durante mi tiempo como modelo nudista trabajé con cientos de fotógrafos que lograron actuar de forma profesional; incluso exageraron para hacerme sentir cómoda, como lo haría cualquier ser humano decente”.

Hasta ahora, la revista Vogue anunció que no tiene planes de volver a contratar al artista.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo