Solución habitacional para damnificados de Valparaíso podría demorar más de dos años

Por

Así de tajante en su proyección fueron las autoridades del puerto de Valparaíso, al reconocer que la solución habitacional definitiva, podría demorar más de dos años, incluso todo el actual período de gobierno, constata La Segunda.  

“Lo que urge en los próximos días es que queden claros los instrumentos de apoyo a las familias que ya han sido encuestadas”, señaló el alcalde porteño, Jorge Castro.
 
Según el medio, estos corresponden a casas de emergencia para quienes tienen sus papeles y terrenos que no presentan riesgos, a lo que se sumarán las alternativas de un subsidio de arriendo o un bono para quienes serán acogidos por familiares.
 
El edil agregó que espera que se definan pronto también “los terrenos susceptibles de compra para instalar las viviendas definitivas” (entre los que citó el fundo El Pajonal, terrenos de la Armada y otros privados en el sector Mesana).
 
Además, los mecanismos de “autoconstrucción asistida”, para quienes opten por recibir recursos para comprar los insumos y ser guiados por expertos en la edificación de sus nuevos domicilios. Por ello, cree que las ayudas temporales deberán durar al menos “dos años y dos meses”, luego vendrían las viviendas definitivas.
 
Las expropiaciones que se vienen
 
La proyección del delegado presidencial para la emergencia, Andrés Silva, es incluso mayor. “No puedo señalar plazos, pero si lo más probable es que la reconstrucción nos va a tomar todo el período de gobierno”, indicó.
 
No obstante, destacó que los casos son variados, y hay 80 familias por ejemplo que ya estaban postulando a subsidio y recibirán sus casas esta semana.
 
Silva confirmó que esta semana se empezarán a entregar el subsidio de arriendo y la ayuda para quienes sean recibidos por familiares. Se compraron también 2 mil viviendas de emergencia y 200 han sido entregadas. “Cuántas se usen dependerá de la opción que tomen las familias”.
 
El delegado aseguró a La Segunda además que se estudia expropiar las zonas de riesgo, como laderas, “para que no tengamos ocupaciones el día de mañana con construcciones irregulares”. Al respecto, el alcalde Castro que en puntos como La Fontaine, Olivos II o Tiro al Blanco “se sellarán, porque están en evidente peligro”, informando si es necesario a la fuerza pública para evitar posibles tomas. “Vamos a ser inflexibles en eso”, sentenció.
 
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo