Ellos creyeron que una radio online sí funcionaría en Chile

Por

 

Con herramientas como Youtube, Grooveshark y Last.fm, entre otras, además de las radioemisoras tradicionales que se han digitalizado, la idea de crear y apostar por una radio que sólo funcione de forma online parece arriesgada.

Y ese precisamente fue el riesgo que corrió Juan Manuel Margotta (30 años) en el 2011, cuando decidió lanzar Súbela Radio. Ésta nace con la “intención de generar un espacio y contenido diverso orientado a jóvenes, creativo e innovador, respecto a las alternativas del dial“, explica Margotta. A quien se le unió Martín Mussy (29) y Felipe Heusser.

¿Por qué por internet? Porque estos jóvenes visualizaron tres ventajas según explica Juan Manuel. “Mayor alcance: con millones de usuarios que puedan conectarse desde todo el mundo; medición, a diferencia de las radios FM, donde miden su audiencia con encuestas vagas y desfasadas en el tiempo, nosotros podemos contar y analizar de manera instantánea a nuestros auditores, creando comunidad y por supuesto evaluando los resultados de nuestra propuesta y bajos costos, además de que el espacio del dial es limitado, las antenas son carísimas y de corto alcance.

Sobre el financiamiento en una primera instancia, Martín cuenta que fue puesto por los socios fundadores. Después, “diferentes marcas fueron creyendo en el proyecto, apostando por una nueva forma de comunicación con sus audiencias en donde se podía innovar en el formato, el mensaje y aprovechar la conectividad“.

Sobre la experiencia previa para montar este proyecto, Martín aclara que fue muy importante. Él antes había desarrollado emprendimientos ligados al ámbito social ( Corporación CreceChile y Fundación PESO), lo que fue clave “a la hora de poder pensar en una plataforma de comunicaciones que aspiraba a la masividad, la convergencia y la innovación”.

Sobre las complicaciones que han debido enfrentar, como es común en los emprendimientos, “tienen que ver con el financiamiento de la operación en las primeras etapas, la profesionalización del equipo y con la desconfianza de las primeras marcas en sumarse al proyecto, pero una vez que lo han hecho y se ven los resultados el efecto positivo ha hecho que muchas otras empresas decidan apostar acá, donde la medición y la segmentación son claves para diferenciarse”, puntualiza Juan Manuel.

Consultados por los principales logros que han obtenido con este proyecto, Juan Manuel dice que ha sido “generar espacios para proponer temas que en la radio tradicional no se han tocado o no se atreven a apostar. Uno de los mayores éxitos en la parrilla de Súbela es Ciudad Cola, un programa conducido por Camila Gutierrez (Joven y Alocada) que apunta a la comunidad gay y que ha tenido una respuesta sorprendente… Lo mismo sucede con los temas que día a día propone Manuel Maira (TVN, La Tercera, Qué Pasa) en su programa de invitados Pichanga. Son ejemplos de cómo se puede dar cabida a un contenido B que gran parte de Chile quiere escuchar, pero pocos espacios se atreven a darlo”.

Por su parte, para Martín lo más destacable es que tanto el público, conductores, artistas y marcas hayan creído en el proyecto. “Contamos con diferentes marcas que confían en la radio como una plataforma para llegar a sus comunidades de consumidores, tenemos franjas de programas de lunes a viernes liderados por diferentes referentes culturales en Chile (como Natalia Valdebenito y Manuel Maira) y hemos logrado el desarrollo de un proyecto que se ve con un muy buen futuro”.

 

Cifra

60 mil personas escuchan la radio al mes.

 

 

Beatriz Stange.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo