Columna de Felices y Forrados: "Gracias Presidenta"

Por

 

El jueves 10 de abril relanzamos www.desafiofelicesyforrados.cl con la finalidad de educar a las personas sobre cómo podría afectar la reforma tributaria a la clase media.

 

Una vez que la gente se formaba su propia opinión, podía escribir una carta a la Presidenta Michelle Bachelet para solicitarle realizar algunas mejoras ciudadanas a la reforma; para que así la financien los multimillonarios retirando un 7,5% del FUT acumulado cada año. Así recaudaríamos US$8.220 millones para financiar la educación gratuita y de calidad, y no sería necesario esperar al 2018; contaríamos con esa suma a partir de este año. Además evitaríamos el riesgo de cambiar 100 variables de golpe, con consecuencias impredecibles para la economía y el empleo.

 

Lo cierto es que estamos gratamente sorprendidos por la capacidad de empatía de la Presidenta Bachelet que en sólo 4 días, envió modificaciones a la reforma, como eliminar las atribuciones del SII para invadir la PRIVACIDAD de los ciudadanos. Ya no podrán revisar el detalle de nuestra Redcompra como tampoco la tarjeta de crédito. Todo indica que la Presidenta recibió miles de cartas de ciudadanos preocupados por los puntos de la reforma que afectan a la clase media. Aún falta revisar temas como el impuesto a la venta de casas y departamentos, pero sin dudas se trata de un avance.

 

Todos soñamos con una educación gratuita y de calidad. Un paso en esa dirección es la posibilidad real de que, por cada hijo que tengamos en la universidad, el gobierno nos pase a partir de junio un bono mensual de $200.000 (o el arancel de referencia) para ayudarnos con la carga educacional. Así las familias podrían, de golpe, salir de la deuda y disfrutar más de la vida. Además, como sólo se financia el arancel de referencia, todas las universidades con utilidades mórbidas verían disminuir su matrícula si, al educar a las familias, éstas elijen universidades que no lucren, es decir, aquellas en que el costo sea igual al arancel de referencia.

 

Querida Presidenta, gracias por escuchar a la ciudadanía, pero nuestra invitación es a que siga su intuición un poco más allá; nuestra propuesta es sensata y el concepto base lo planteó un amigo suyo, Andrés Velasco. Obliguemos a las empresas a retirar un 7,5% del FUT cada año, y con esto, el sueño de la educación gratuita y de calidad, podría ser una realidad HOY. La reforma la financiarían los adinerados, disminuiríamos la desigualdad y potenciaríamos el empleo. ¿Se imagina cómo permanecería su legado en el corazón de las familias chilenas al anunciar en el discurso del 21 de mayo un bono educacional de $200.000 mensuales por cada hijo en la Universidad?

 

No tenemos por qué esperar hasta el 2018 para tener educación gratuita universal, como pretenden algunos tecnócratas cercanos a la Presidenta.

 

 

 

Imagen foto_00000001

 

 

 

Gino Lorenzini

Creador Felices y Forrados.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo