Ocho errores financieros que debes evitar

Por

¿Tu bolsillo termina en ceros cada fin de mes? O peor aún… ¿Quedas en negativo? Si este es tu caso, no te preocupes, sólo debes ser honesto, revisar los errores o malos hábitos en tu forma de administrar los ingresos y corregirlos.

 

Para lograr tales metas, el sitio finanzaspracticas.com.mx te aconseja revisar la siguiente lista de errores que NO debe seguir cometiendo:

 

 

1. Desembolsar el dinero que aún no recibes

Siempre debes planear los gastos partiendo del dinero que tienes al momento. No hagas que el pago dependa de ingresos inciertos como recibir un bono del trabajo o que alguien te liquide una deuda.

De esta forma, podrás mantener la autonomía de tus finanzas y un mejor control de tu economía, sin hipotecar tu tranquilidad económica.

 

 

2. No invertir

El dinero no se multiplica sin inversión. No te conformes con vivir siempre de una sola fuente de ingresos, encuentra alternativas que te permitan aumentar tu capital y la rentabilidad de tus ahorros.

Recuerda buscar la asesoría de un experto y tomar en cuenta algunos factores como los rendimientos, la liquidez y la seguridad de tu dinero. Éstas son variables decisivas para obtener mejores ganancias.

 

 

3. No planear para el futuro

Pensar que tu situación financiera es permanente es un error. El hecho de que siempre percibas los mismos ingresos no asegura que tus finanzas serán estables. Prepárate para situaciones inesperadas: accidentes, enfermedades o pérdida de tu empleo. Lo ideal es tener un fondo destinado a emergencias, para lo cual debes fijar una cantidad mensual y procurar tener siempre lo suficiente para cubrir tus gastos de manutención de, al menos, tres meses.

 

 

4. Vivir al límite de tu capacidad financiera

Si llega a final de mes y siempre terminas en ceros, no estamos hablando de una buena administración, sino de una situación de riesgo. Lo más sano es que mantengas un equilibrio de ingresos y egresos, incluyendo un ahorro recurrente.

Con una planeación sencilla y proyectando metas financieras claras, podrás construir un excedente disponible para emergencias, para gastos no programados y para lograr tus objetivos.

 

 

5. Ignorar los gastos extraordinarios

Es usual tener una planeación estricta con los gastos fijos: arriendo, colegiatura, gimnasio o gasolina, pero olvidamos planear desembolsos como las propinas, lavar el auto o desembolsar en los boletos del cine.

Recuerda que todo debe pagarse de los mismos ingresos, de la misma quincena, así que no olvides planificar esos gastos en tu presupuesto. De esta manera, tu capacidad financiera podrá cubrir tanto tus gustos, como tus necesidades.

 

 

6. Perder el control

Mantener el control de tus finanzas implica que, en todo momento, debes saber cuánto dinero tienes, en qué lo desembolsas, cuánto debes y cuánto ahorras. Sólo así tu bolsillo podrá disfrutar de un balance y no te comprometerás con gastos fuera de tu presupuesto.

 

 

7. No tener objetivos financieros

Es importante planear y establecer metas para trazar un plan financiero que te permita alcanzarlas conservando tu bienestar económico. Si tienes claro qué tipo de vida deseas y cuáles son los objetivos de corto, mediano y largo plazos, podrás orientar tus esfuerzos para lograrlos.

 

Una forma sencilla de hacerlo: redacta una lista con las metas, prioriza las tres más importantes, establece cuánto dinero y tiempo requieres y cúmplelas.

 

 

8. Mantener los gastos innecesarios

Sé honesto en la evaluación de tus gastos y elimina las que no sean prioritarias. Así dispondrás de ese capital con el fin de ahorrar para un viaje, saldar una deuda, invertirlo en la mejora de tu economía o renovar tu vivienda.

Recuerda que la definición de gasto innecesario depende de tu situación personal, estilo de vida y objetivos individuales o familiares.

 

 

 

Fuente: Publimetro México.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo