La última cena: Serpiente y cienpiés mueren comiéndose el uno al otro

Galería: Masaje con serpientes

Por Miguel Velazquez

En un hecho de la naturaleza inusual para nosotros, un cienpiés y una serpiente murieron tratando de comerse a sí mismos. De acuerdo a una reciente publicación de la revista científica Ecologica Montenegrina, de la Univesidad de Montenegro, una víbora engulló al artrópodo, pero no contó con que el cienpiés la devoraría desde el interior.

El hecho, descubierto por la científica Ljilijana Tomovic en Macedonia en 2013, sucedio en la isla Golem Grad, conocida también como Isla de Serpientes. La herpetóloga Tomovic se encontraba realizando una investigación cuando se encontró con una peculiar escena: el cuerpo de un cienpiés que estaba saliendo del interior de una serpiente.

En su investigación titulada “Dos lenguas son buenas, cien piernas son mejor” menciona que al momento de hacer la disección, a la serpiente le faltaban todos los órganos. “No podemos descartar la posibilidad de que la serpiente haya ingerido al cienpiés vivo y que, paradójicamente, la presa se haya comido todos los órganos de la serpiente tratando de hallar una salida”.

El reptil medía 20.3 centímetros, mientras que su presa tenía una longitud de 15.4 centímetros. Una lucha nada sencilla.

Video: La pelea entre una serpiente una escalopendra, también conocido como cienpiés gigante

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo