Columna de Vardoc: “Dark Souls 2”

Por VARDOC (NICOLÁS LIÑAN DE ARIZA)

Uno de los últimos juegos más difíciles que me ha tocado probar ha sido “Dark Souls 2”, un juego lleno de desafíos y que está por muy encima a la destreza que puede llegar a tener un jugador común de videojuegos.

Con toda la atención de los gamers atentos a las novedades de las nuevas consolas, no se han dado el tiempo de conocer uno de los juegos de rol, que a mi parecer, ha sido uno de los más importantes en este último tiempo. Y es que “Dark Souls 2”, secuela del juego distribuido por From Software en Japón y NamcoBandai Games para todo el mundo, se caracteriza por utilizar servidores multijugadores y por ser un juego que no se puede tomar a la ligera.

Lo anterior se basa en que nuestro protagonista es uno de los personajes más vulnerables que hayamos manipulado y que nuestros enemigos, suicidas kamikazes, nos sorprenden en cualquier momento.

Al iniciar la aventura comienza una cinemática que nos muestra un hombre moribundo y una voz de mujer que nos dice que perderemos todo al recibir la marca. Un hombre que está maldito y quien debe adentrarse en un inquietante y destruido mundo, un reino ya acabado. Así comenzamos “Dark Souls II”, donde al mismo tiempo que creamos a nuestro personaje un grupo de mujeres nos condenan a la muerte (¿Irónico no?), es aquí donde escogemos clases (Guerrero, caballero, espadachín, bandido, clérigo, hechicero, explorador y marginado) y ajustamos nuestras características. Tras terminar de forma inmediata comienza el tutorial.

Lo anterior es muy importante, ya que manejar sus movimientos básicos a la perfección nos abrirá el paso a una muerte no tan segura. Así como hay zonas con enemigos básicos, en otros escenarios hay monstruos letales (como cualquier juego de rol) y todo forma parte del increíble mundo de  Dranglaeic, un lugar donde las almas deambulan sin parar tratando de encontrar su humanidad.

Para subir de nivel hay que entender muy bien la clase que elegimos y las virtudes que nos entregan los stats. Hay que aprender a defenderse de cada tipo de ataque y que cada características que tenga nuestro personaje nos puede ayudar o hacer perder el juego. Por ejemplo, el peso de equipaje nos quita velocidad, la vitalidad, energía y capacidad de completar hechizos todo se ve perjudicado según los atributos que tengamos. Por ello hay que elegir y repartir puntos con inteligencia dependiendo de nuestra clase, estilo y según qué aspecto queramos potenciar. Ahora, todo ser que deambula por Dranglaeic nos da almas que nos ayudan a subir de nivel y son nuestro dinero para comprar, de esta manera podemos adquirir nuevas armas y objetos.

Lo interesante de “Dark Souls II” es que cualquier enemigo es capaz de acabar con nosotros si no nos conocemos bien y tampoco entendemos quién nos está atacando, hay que calcular nuestra pérdida de energía, cuando quedamos desprotegidos al levantar nuestra espada, etc. Por lo que si no jugamos bien nuestros movimientos de seguro acabaremos muriendo.

Al perder el juego, resucitamos y no sólo perdemos nuestras valiosas almas sino que también se va recortando nuestro PS, hasta quedar con un 50% del total. Lo anterior si bien es un gran desafío, es lo que hace que “Dark Souls II” se desmarque y sea un desafío. Hay que concentrarnos y aprender. No es un juego de tirar golpes al aire y donde podemos ir esquivando a nuestros enemigos. Esta es de verdad una guerra de hombres.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo