8 castigos ejemplares contra el racismo en el deporte

Por Edgar Sanchez Sandoval

Una Liga sería como la NBA no podía permitir una falta de respeto hacia los derechos humanos como la hecha por Donald Sterling, aún dueño de los Clippers de Los Angeles, quien pidió a su novia que no metiera a “negros” a sus partidos.

La NBA estuvo a la altura y suspendió de por vida a Sterling, quien ya no podrá acceder a ningún partido de la liga de baloncesto estadounidense y se verá obligado a dejar el mando de los Clippers.

Aunque los casos de racismo no terminan, pocas veces se toman medidas para tratar de erradicarlos. A continuación algunas de las sanciones ejemplares que se han implementado contra estos lamentables hechos que manchan el deporte:

Donald Sterling

La NBA sancionó de por vida a Donald Sterling, dueño de Los Angeles Clippers, por sus comentarios racistas del fin de semana pasado.

La Liga estadounidense impuso una multa de 2.5 millones de dólares, la máxima posible, a Sterling, además de que pidió al resto de los propietarios que fuercen su salida como mandamás del equipo angelino.

Debido a una grabación en la que Donald le pide a su novia que no lleve a personas de raza negra a sus partidos, la NBA aseguró que no puede asistir a ningún partido ni entrar a las instalaciones de los Clippers.

Luis Suárez

En 2011, el delantero uruguayo fue castigado ocho partidos y multado con 67 mil 300 dólares, luego de que Patrice Evra lo acusara de gritarle insultos racistas.

Hincha del Villarreal

El Submarino Amarillo identificó al hincha que lanzó un plátano al brasileño del Barcelona, Dani Alves, y lo expulsó de por vida para los partidos como local de su equipo.

John Terry

En octubre de 2011, el capitán del Chelsea, John Terry, tuvo un pleito con Anton Ferdinand, del Queen Park Rangers. Las investigaciones de la Liga concluyeron que el jugador Blue había dicho “jodido negro” a su adversario por lo que tuvo que pagar 220 mil euros y fue suspendido cuatro juegos.

Hinchas de la Roma

A inicios de 2014, la Roma tuvo que jugar dos partidos sin aficionados de dos tribunas populares y desembolsar 50 mil euros, luego de que sus hinchas entonaran cánticos racistas contra los jugadores de Nápoles.

Budapest Honvéd

En 2013, fue castigado con dos juegos a puerta cerrada dentro de los torneos europeos y una multa de 50 mil euros por comportamiento y cánticos racistas en un juego de la ronda previa de la Europa League ante el Vojvodina, de Serbia.

Lech Poznan

El club polaco fue sancionado con cinco mil euros por comportamiento racista de sus seguidores y por desplegar pancartas racistas en su estadio ante el VMFD Zalgiris, de Lituania. Además se cerró durante un juego la grada donde se sitúan sus hinchas ultra.

Piast Gliwice

Al igual que el Lech, fue castigado por actitudes racistas de sus aficionados y la muestra de una pancarta racista en el duelo ante el Qarabag FK, de Azerbaiyán. También le cerraron la grada de sus hinchas radicales y tuvo que pagar 50,000 euros a la UEFA.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo