Chileno aventurero recibirá a la Marea Roja en su exitoso hostal en Buzios

Rodrigo Joao Pereira se fue a dar la buena vida a Brasil y hoy es un exitoso empresario. Los chilenos ya están llegando en masa a “Namasté Hostel Camping Brasil”

Por Cristian Salas

El año 2012 Rodrigo Joao Pereira, un chileno experto en negocios internacionales, se aburrió de la vida de las finanzas y se fue a vivir la vida loca a Florianópolis, junto a su polola.

Decidió quedarse a vivir allá, pero al poco tiempo se le acabaron las lucas y comenzó una aventura que, sin pensarlo, a la larga lo transformaría en un exitoso empresario de Buzios, una de las playas paradisíacas de Brasil.

Trabajó limpiando baños y ofreciendo paquetes turísticos en diferentes hoteles. Así, con el dinero recaudado, se compró una clásica combi y comenzó a recorrer el país de la samba. Eso, hasta que llegó a Buzios y todo cambió.

“Se me acabó la plata y justo apareció un caballero que me quería comprar la combi. Como yo vivía en ella, se la cambié por un cuarto de su casa. De ahí comencé a subarrendarla, mientras yo vivía en el patio. El negocio a poco andar funcionó y terminé arrendando y subarrendando más piezas”, cuenta Rodrigo.

Hoy, Pereira es el dueño de “Namasté Hostel Camping Brasil”, uno de los hostales más cotizados de la zona, donde además de él trabajan cinco personas. El local, que está a escasos 80 metros de la playa, tiene 14 habitaciones, 74 camas, aire acondicionado, televisión internacional, un cine bajo las estrellas y mucha, mucha buena onda.

“Lo que Dios me ha dado es muy grande y la onda que tiene el lugar es increíble. La gente que trabaja y la que nos visita anda muerta de la risa todo el día. Esto es genial”, cuenta el emprendedor chileno.

“Mucha gente llega a pedirme consejos, siento que soy un intermediario de Dios. Pasé de dormir en una combi y en una playa a tener cuatro casas juntas con 70 camas”, explica Rodrigo Joao, para quien la clave del éxito está clara: “Yo trabajo en base a la mente, todo lo puedo conseguir. Yo le dije a mi mamá ‘voy a cumplir mi sueño en Brasil’, ella me decía que no me fuera, que no renunciara a mi pega, pero yo sentí un llamado. Además, me acompaña Natalia, el amor de mi vida. Hoy en mi casa están orgullosos de mí y cada vez confían más en Dios. Mi trabajo está hecho en base a humildad, respeto, honestidad, amor y perseverancia”, agrega.

Tanto ha sido el éxito de su hostal, que hace unas semanas fue contactado por el mismísimo “Chapulín” de la “Marea Roja”. “Namasté” ya es el hospedaje oficial de los hinchas chilenos en Brasil 2014. “Hoy tengo cerca de 50 chilenos acá y para el Mundial se supone que llegarán muchos más”, dice el empresario chileno. Claro, la cercanía con Río de Janeiro (dos horas) -lugar donde la “Roja” jugará su segundo partido, ante España- y sus playas paradisíacas son el gancho perfecto para los nacionales que irán a tierras brasileñas.

El valor de las habitaciones oscila entre los 30  y 200 reales, previo pago del 50%. Todo la negociación se puede hacer a través de su Facebook: “Facebook.com/namstehostel.camping”.

“En todo caso si alguien llega y toca la puerta, siempre lo recibiré, sobre todo si es chileno, y le haré una atención especial”, cierra Pereira.
 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo