Estudiantes sobresalientes de colegios vulnerables tendrán un cupo asegurado en la universidad

Por

Con la intención de asegurar que los buenos estudiantes provenientes de colegios vulnerables accedan y se mantengan en la educación superior, el gobierno lanzó un inédito programa que reforzará a estos alumnos durante la enseñanza media y luego, una vez que ingresen a la universidad, nivelará sus contenidos para que no estén en desventaja con el resto de los alumnos.

Adicionalmente, podrán estudiar gratis en la universidad, consignó La Segunda.

 
La iniciativa fue dada a conocer por la Presidenta Michelle Bachelet como parte de las medidas comprometidas para los primeros cien días de gobierno.
 
Según aclaró la mandataria, apunta a que los estudiantes vulnerables que pertenezcan al 15% de mejor desempeño de su respectivo colegio puedan ingresar a cualquier carrera universitaria, independiente del puntaje que obtengan en la Prueba de Selección Universitaria (PSU).
 
El ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre, explicó que la medida obedece a que la PSU no mide si un alumno es buen estudiante, sino que el capital cultural de las familias y la calidad del colegio. Eso hace que muchas veces los alumnos que logran buen desempeño académico en colegios vulnerables quedan fuera de la universidad debido a la PSU.
 
En concreto, para que los estudiantes puedan efectivamente mantenerse en la educación superior, el programa contempla, a partir de tercero medio, un plan de reforzamiento de los contenidos de Matemáticas y Lectura que estará a cargo de los mismos profesores de los colegios, quienes serán capacitados.
 
La Presidenta Bachelet aclaró que no será lo mismo que un preuniversitario, ya que los estudiantes recibirán, además, apoyo psicosocial, orientación vocacional y preparación para la vida en la educación superior. Luego, una vez que ingresen a la universidad, podrán acceder a los propedéuticos (programas de nivelación) que imparten esas instituciones para suplir las carencias de contenidos a los buenos estudiantes que no traen una buena base del colegio.
 
El Programa de Acompañamiento y Acceso Efectivo para la Educación Superior se comenzará a implementar este año como piloto, beneficiando a los alumnos de 67 establecimientos educacionales (61 municipales y 6 particulares subvencionados) de 34 comunas, los que tienen, en promedio, un Índice de Vulnerabilidad Escolar (IVE) de 83%.
 
Los alumnos podrán acceder a las distintas carreras que imparten cinco universidades tradicionales de diferentes regiones: La Universidad de Santiago, Universidad Técnica Federico Santa María (en Valparaíso), Universidad de Antofagasta, Universidad Católica del Norte (en Coquimbo) y la Universidad Católica de Temuco. Todas éstas hoy cuentan con un propedéutico reconocido por la Unesco.
 
Según afirmó la Presidenta, la meta es que en el año 2017 el programa se extienda a todos los colegios vulnerables del país. Para esto deberán cumplir los requisitos de tener un IVE igual o superior a 60%, recibir Subvención Escolar Preferencial (SEP) y ser sin fines de lucro.
 
¿Cuáles son los requisitos para ser beneficiado?
 
Para que los estudiantes que participen del programa tengan una vacante asegurada en la carrera universitaria que elijan, deben cumplir con tres requisitos: Estar en el 15% superior del ranking de notas dentro de su colegio en cuarto medio; rendir la PSU, aunque no se considerará el puntaje; y aprobar satisfactoriamente el programa que se imparte en la enseñanza media.
 
Sin embargo, es posible que en algunos casos los cupos de las carreras no sean suficientes para todos los alumnos que postulen por esta vía. Por ejemplo, en la etapa piloto sólo estarán disponibles 1.138 cupos en las distintas carreras de esas cinco universidades.
 
El rector Juan Manuel Zolezzi, de la Universidad de Santiago, que actualmente recibe a 60 alumnos al margen de la PSU, sostuvo que “vamos a recibir a todos los que postulen, dentro de los cupos y las capacidades que tiene la institución”, señalando que “en Medicina, por ejemplo, hay cupos y no se puede crecer de 10 a 50 alumnos de un día para otro”.
 
En el caso de que haya más postulantes que cupos en una determinada carrera, el encargado de políticas de inclusión en la Universidad de Santiago, Francisco Javier Gil, explicó que se priorizará a los estudiantes que tengan mejor ranking de notas, y en ningún caso se considerará la PSU.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo