"En la Mira" expuso a médicos que habrían torturaron en dictadura y que aún ejercen como profesionales

Además, en el reportaje se vincula al ex comandante en jefe del ejército, Juan Emilio Cheyre, con casos de detenidos sometidos a vejámenes

Por

En un impactante reportaje, el programa “En la Mira” de Chilevisión expuso a una serie de profesionales de la medicina, que durante la dictadura militar, participaron de sesiones de torturas a detenidos políticos y personas civiles, con el objetivo de “mantenerlos con vida” para continuar con el crudo interrogatorio. 

Además, según reveló el reportaje realizado por el periodista Alejandro Vega, se logró establecer una gran amistad entre el ex comandante en jefe del ejército Juan Emilio Cheyre con el doctor Guido Díaz Pacci, que a juicio de testigos y víctimas de torturas de la época, funcionaban como un dupla que abusaba y denigraba a los detenidos. 

Entre los médicos que mencionó el reportaje de Chilevisión como presuntos implicados en torturas de detenidos durante la dictadura, y que actualmente ejercen profesionalmente, figuran el doctor Victorio Orvieto, oftalmólogo de la Clínica Plus Médica; doctor Guido Díaz Pacci presunto autor de un tiro de gracia al pediatra Jorge Jordan; Manfred Jurgensen, ex miembro de la CNI; Alejandro Forero, médico que habría participado de la caravana de la muerte y que actualmente atiende en la Clínica Indisa; Eugenio Fantuzzi, a cargo del departamento de sanidad de la DINA y que fue expulsado del Colegio Médico, entre otros.

El programa tuvo su climax cuando el periodista a cargo de la investigación encaró a los supuestos doctores involucrados en casos de tortura y les enrostró su sobresaliente evaluación, firmada por el ex general Manuel Contreras, en la colaboración para la obtención de información sobre el paradero de miembros integrantes del Plan Z de la izquierda más extremista.

En reiteradas ocasiones los doctores negaron los cargos y desmintieron las acusaciones, pese a lo contundente de las pruebas, sin embargo, hubo algunos que agobiados por la presión de las cámaras, confesaron sentirse arrepentidos y aseguraron que “no debieron participar” de estos hechos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo