Al Sisi, el "puño de hierro" que gobernará Egipto

Perfil. El mariscal, que encarceló al único presidente del país árabe elegido democráticamente, finalmente ganó las elecciones

Por Felipe Guerrero

El ex jefe del ejército egipcio Abdel Fatah al Sisi ganó finalmente las elecciones con más del 96% de los votos, una victoria que legitima el poder del ejército 11 meses después de la destitución del único presidente civil, el islamista Mohamed Mursi, liderada por su ahora sucesor.

¿Pero quién es el nuevo “hombre fuerte” del país árabe más poblado del planeta? Para muchos egipcios, se trata del héroe que salvó al país de los Hermanos Musulmanes. Para otros, Al Sisi es un regreso a las libertades restringidas y a la falta de democracia.

¿Será el estrenado gobernante quien le devuelva la estabilidad al país, tras tres años de caos y de crisis posteriores a la revuelta de 2011?

“Si ahora no se apunta a resolver los grandes nudos de crisis de la sociedad egipcia como el problema de la participación, de la democracia, el económico, la marginalidad y la pobreza, creo que la estabilidad va a ser mantenida a sangre y fuego”, explica Eugenio Chahuán, académico del Centro de Estudios Árabes de la Universidad de Chile.

De personalidad protectora y disciplinada, el bajo perfil público ha caracterizado su vida militar, y no se espera que cambie mucho ahora. Nacido en El Cairo, fue deportista, tiene profundas convicciones religiosas y ahora su tarea será calmar las aguas.

“No se puede esperar que los países de Medio Oriente se conviertan rápidamente a una forma democrática de gobierno”, ha dicho el mariscal.

Al margen: El único adversario del “puño de hierro” al Sisi, el líder izquierdista Hamdeen Sabbahi, solo consiguió un 3,8 por ciento de los votos y reconoció su derrota.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo