Berríos se declara a favor de las reformas del Gobierno: "Son propuestas clave en su conjunto. Todas"

Por

El sacerdote jesuita Felipe Berríos a días de regresar desde una misión en Burundi, volvió explicando sus posturas respecto de los temas que están presentes en la agenda política y social.

El sacerdote dijo que las reformas que impulsa el gobierno son claves para resolver “el malestar” de la gente. “El gobierno ha tenido la sensibilidad, y por eso fue elegido, de encauzar ese malestar y está proponiendo estas propuestas, que son claves en su conjunto, todas ellas”.

Incluso sobre el aborto tuvo matices. “El mismo respeto que tengo sobre la vida como un regalo de Dios, me hace respetar las las opiniones ajenas. Si la gran mayoría discute en el parlamento y acepta en el futuro una ley de aborto, yo voy a aceptar la opinión y lo voy a encontrar lícito, porque es la ley. Pero para mí es inmoral. Hay muchas cosas que son lícitas pero son inmorales” dijo el ex capellán del Hogar de Cristo y aprovechó de lanzar sus dardos contra entidades católicas.

“Es lícito que la Universidad de Los Andes construya un hospital en la ‘cota mil’. Es lícito que la Universidad Católica construya un hospital en San Carlos de Apoquindo. Pero es inmoral. Cómo va a ser moral que se construyan dos hospitales existiendo otras clínicas en el sector alto de la capital y habiendo menos hospitales en la periferia. Eso mata, igual que el aborto”, aseguró.

Sin embargo, en lo que Berríos ahondó aún más fue en la reforma educacional, a partir de la cual criticó el clasismo de la sociedad chilena, uno de los problemas más severos, a su juicio.

“Lo que trata de hacer la Reforma Educacional es mezclar. ¿Por qué?, porque los chilenos podemos tener más plata, más Metro, y un montón de cosas. Y no somos más cultos. Un país es culto cuando aprecia que es distinto. Cuando aprecia al ser humano. No lo segrega. A lo mejor su hijo se saca un excelente puntaje en la PSU, a lo mejor tiene un posgrado fuera de Chile, pero no es más culto, es un ignorante con plata”, afirmó.

Berríos hizo un análisis crudo sobre la situación social del país. “Lo que me llama la atención de la Reforma Educacional es que no toca un tema que para mí es central: El clasismo. Mientras haya clasismo en Chile, cualquier cosa que se haga saldrá mal”

Y además, hizo un llamado a la Iglesia en materia educacional con una postura que se aleja de la difundida por el cardenal Ezzatti.

“Le pido a la Iglesia Católica, que tiene el 7% de los colegios de elite, hacer un esfuerzo. A los profesores y alumnos de esos colegios. Reclamen. Hagamos un esfuerzo. Porque si esta reforma no parte de esos colegios, va a fracasar. Si esos colegios no abren sus puertas para mezclarse con el resto de la sociedad, esto va a fracasar. Lo que tiene que cambiar es que los colegios pagados privados dejen de discriminar a los alumnos. Cómo es posible que en este país haya colegios particulares y algunos católicos que cobran matrícula de incorporación a los papás. ¿Para qué?, para discriminar económicamente”, aseguró.

Paralelamente, Felipe Berríos apoyó la posición del Intendente de la Araucanía sobre la restitución de tierras a los mapuche. “Tenemos un intendente de lujo y hay que apoyarlo”, dijo. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo