Fiscalizaciones por Ley Antitabaco en Santiago han bajado un 59%

Por MARIO VALLE-PUBLIMETRO

Cifras corresponden al primer semestre del año en comparación a la misma fecha de 2013. Desde la Seremi de Salud afirman que baja se debe a menos denuncias y a que la gente en general entendió dónde puede fumar y dónde no. Nuevo proyecto ahora busca proteger a jóvenes y niños

 

El publicista Camilo Aravena era de esas personas que cuando iba a un pub o restaurante fumaba, cooperando al humo que se acumulaba en su interior, molestando a quienes no eran amigos del cigarro. Ahora acostumbrado a salir del local para fumar, no se queja. “En verdad es lo más justo”.

La población al parecer se acostumbró definitivamente a la en un principio resistida Ley tabaco‘>Antitabaco, que desde marzo del año pasado prohíbe fumar en espacios públicos cerrados, tales como los mismos, pubs, restaurantes, centros de eventos o discotheques, entre otros.

 

Así también lo demuestra las cifras que entregó la Seremi de Salud Metropolitana a Publimetro, las que dicen que durante el primer semestre del año se cursaron un total de 2.866 fiscalizaciones por esta ley en el Gran Santiago. Lo interesante de esto es que en comparación con la misma fecha del año pasado el número de inspecciones bajó en un 59%, ya que entre enero y junio del año pasado alcanzaron las 6.908. Sin embargo, esta importante variación no se tradujo en una gran disminución de las multas cursadas que terminaron en un citación al Juzgado de Policía Local, ya que pasaron de 56 (2013) a 40 (2014).

 

En conversación con Publimetro la jefa del departamento de acción sanitaria del Ministerio de Salud, Marta Zamudio, explicó que esta baja responde a que en 2013 se puso más énfasis y se hizo un esfuerzo adicional en la fiscalización por tratarse del primer año de vigencia, pero recalcó que también juega un papel muy importante el hecho de que ya hay muy pocos denuncias y de que la población se acostumbró a la normativa. “Este año el trabajo en realidad es más dirigido y enfocado, respondiendo más a las denuncias que salir a la calle. Como que se ha creado conciencia con el tema lo que es súper importante. Antes uno entraba un local y siempre había alguien fumando, eso ahora es muy raro”.

 

Una opinión similar tuvo Patricio Hidalgo, director de inspección de la municipalidad de Santiago, uno de las comunas con más locales nocturnos de la región.  “Hemos cursado denuncias este año por fumar dentro de lugares público, aunque debo admitir que las denuncias han disminuido bastante, lo que entrega una percepción de que la ley se está cumpliendo”.

 

El reforzamiento

En tanto el nuevo proyecto de ley que pretende reforzar la Ley Antitabaco tiene un objetivo completamente diferente a su antecesor: evitar que los menores fumen. La iniciativa ya despachada de la comisión de Salud del Senado establece entre otras cosas prohibición para fumar en plazas públicas con niños, al interior de vehículos con menores,  el 100% de la cajetilla a la advertencia y demandar civilmente a tabacaleras si se comprueba una responsabilidad directa con alguna enfermedad o muerte. Medidas que van por el camino correcto para la vocera de Chile Libre de Tabaco, Sonia Covarrubias. “En general nos parece que es una ley que complementa la Ley Antitabaco y todo lo que implique mejorar las políticas públicas de control porque aún seguimos con altas tasas de tabaquismo en el país. Con la anterior ley nos pusimos recién al día”.

 

Sin embargo, a fines de la semana pasada apareció el primer ente civil disidente de estos nuevos cambios, llamado “Fumadores Furiosos”, por lo que se prevé un mayor debate del tema.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo