Ignacio Walker: “La DC defiende el bien común, no intereses particulares”

Por Felipe Saleh

Es vocero de la Nueva Mayoría y también preside el partido que más ha cuestionado la reforma educacional en el oficialismo, recibiendo acusaciones de defender sus intereses en la industria educacional.

Cuando usted habla de “improvisación” en la reforma educacional ¿a qué se refiere exactamente?

Lo que falta es un diseño, un marco conceptual que permita ordenar. Evidentemente que la reforma educacional es muy compleja. Son por lo menos 8 proyectos de ley, a diferencia de la reforma tributaria que es uno sólo. Yo espero que la reunión de la Presidenta con su comité político y la que vamos a sostener la próxima semana con los miembros de la comisión en el Senado y la Cámara de la Nueva Mayoría, permita establecer un rumbo, una carta de navegación, un norte, con las prioridades claras.

Cuando se menciona a la gente que tiene intereses en la educación en la Nueva Mayoría ¿Es un ataque implícito a su partido? ¿es un problema para la DC al momento de hablar de Educación?

No me voy a hacer cargo de los ataques. La Democracia Cristiana evidentemente, defiende el bien común. y no a grupos de interés. Hay afortunadamente gente en la DC que históricamente que históricamente ha estado vinculada a la Educación. No podemos llegar a una situación en que sólo hay salvación fuera del Estado, que sólo los funcionarios públicos son dignos de elogio. Nosotros como partido históricamente tenemos una presencia en la sociedad civil, también en la Educación y a mucho orgullo. Aquí no estamos defendiendo intereses particulares, estamos defendiendo el bien común.

¿El rediseño del que usted habla, implica la salida del Ministro?

Hay que apoyar al ministro de Educación, pero él se tiene que dejar ayudar. Nadie puede ser superman para hacer una reforma educacional tan compleja y de tanta proyección. Él es una persona capaz que tiene que formar buenos equipos, que tiene que afinar su diseño. Y que tiene que intentar que la política pública que conocemos como Educación, no se formule por la prensa, en las entrevistas, en los dimes y diretes que lo han traicionado varias veces.

¿Cómo prevenimos que la reforma no sea una decepción para los votantes que confiaron en un cambio estructural propuesto por la Presidenta.

Yo atengo mucha confianza primero en nuestra Presidenta, segundo en sus equipos. Ellos tendrán que hacer las evaluaciones que correspondan. Pero nuestra disposición es apoyar y ayudar al Ministro de Educación. Pero eso significa tener una visión conjunta que permita darle un curso que sea percibido por la población como un camino que apunta en una dirección virtuosa.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo