Chile prepara ley para control específico de armas químicas

Por efe

Un proyecto de ley orientado al control y penalización de la elaboración y transacción de armas químicas se encuentra elaborando el gobierno, para cumplir así cabalmente con la convención internacional que regula esos arsenales de guerra.

“El Ministerio de Defensa está trabajando en un proyecto de ley específico sobre armas químicas que ahora está en consulta con otros ministerios vinculados al tema, para enviarlo al Congreso antes de fin de año”, dijo a Efe el jefe de la Dirección General de Movilización Nacional (DGMN) del ejército chileno, general Óscar Mezzano.

“La convención en sí pide que haya una legislación específica en cada país para el control de armas químicas. Hay 89 países que ya la tienen y Chile está en ese proceso”,agregó.

La aprobación de esa legislación permitirá al país, que por estos días es sede de una reunión regional sobre control de armas químicas, ceñirse estrictamente a la convención internacional sobre la materia que ratificó en 1996.

Una tarea que se considera fundamental, debido a la peligrosidad que representa ese tipo de armamento, especialmente para la población civil, debido a que su uso controlado es prácticamente imposible.

“El mayor riesgo de las armas química es lo letales que son y el hecho de que no hacen distinción. Son de una rápida dispersión que no se puede controlar, por mucho que se quiera afectar un área específica, por lo que la población civil es la más afectada en esas circunstancias”, señaló Mezzano.

La convención internacional sobre las armas químicas exige el control de ciertas sustancias y sus precursores, los cuales han sido incluidos en tres listas conforme a su toxicidad y potencialidad para ser usadas como armamento.

La reunión que se desarrolla en Santiago, donde están participando 28 países de América Latina y El Caribe, es precisamente para evaluar las medidas que se han adoptado en la región para fiscalizar las empresas e instalaciones que manejan sustancias químicas.

En el caso de Chile existen entre ocho y diez unidades que elaboran productos químicos y unas 30 que los importan o exportan, las cuales son reguladas según las listas de toxicidad fijadas por la convención.

Mezzano sostiene que, aunque Latinoamérica es una región consideraba libre de armas químicas, es importante mantener los resguardos por su peligrosidad y el fácil acceso a su producción.

“Pueden ser tan o más letales que una bomba atómica y además son fáciles de producir a bajo costo, lo que genera una situación bastante complicada porque pueden ser desarrolladas por cualquiera sin necesidad de contar con grandes medios” afirma.

Por ello, se promueve también la colaboración entre los estados, para que aquellos que han desarrollado sistemas más eficaces de control puedan a apoyar otros que no los poseen.

“Se ayuda justamente a los países más pequeños, en nuestro caso de Centroamérica y El Caribe, que tienen más dificultades para realizar el control y la fiscalización”, dice Mezzano.

Esta labor se efectúa a través del intercambio de información y en algunas ocasiones a través de misiones especiales que realizan visitas a algún país que lo ha solicitado.

“Uno los objetivos de esta reunión es compartir la experiencia que han tenido los países partes de la convención y cómo se ha avanzado en su implementación en la región”, puntualizó el general.

La cita en Santiago se prolongará hasta el jueves y será el encuentro previo a la reunión mundial que se efectuará a fines de este año en Holanda.

El impacto de las acciones de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), que en 2013 puso el arsenal químico de Siria bajo control internacional para su desmantelamiento, ha sido de tal impacto que ese mismo año se adjudicó el Premio Nobel de la Paz.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo