Madre de menor presuntamente abusada por O´Reilly declaró en juicio oral

Por

Profundamente conmocionada la madre de una de las menores que presuntamente habría sido abusada por el sacerdote John O’Reilly declaró en el Tercer Tribunal en lo Penal, la mañana de este viernes.

En la audiencia la mujer relató cómo se dio cuenta que la niña había sido víctima de abuso. Entre sus declaraciones aseguró que hubo un cambio en el comportamiento de la menor, “se puso irascible, hacía pataletas violentas”, dijo.

Añadió que la niña, al momento en que su madre la bañaba, le preguntó si ella era la única con quien podía ver sus “partes íntimas”, su madre sorprendida por la pregunta le preguntó el porqué de ella, y la menor afirmó que el padre O`Reilly jugaba con ella a verse las “partes y bajarse los pantalones”, entre otras cosas.

En defensa, el abogado del sacerdote perteneciente a los Legionarios de Cristo, Luis Hermosilla, dijo a La Tercera que su defendido su defendido “no es Fernando Karadima” y que “es completamente inocente”, porque “John O’Reilly es la persona que concurre a la fiscalía a presentar la denuncia, él no pide protección episcopal, él enfrenta sus responsabilidades y colabora con la investigación, de manera que es una situación totalmente distinta”.

Además explicó que existen cinco dudas razonables para el relato de la madre: la influencia en los recuerdos de las menores, que es imposible que en ese lugar ocurrieran los supuestos abusos, el control de la madre sobre sus hijas, una investigación sesgada y pericias imperfectas.

“Los recuerdos de ambas niñas están intervenidos por la familia y los fiscales”, dijo y añadió que la fiscalía “no podrá vencer la presunción de inocencia” del sacerdote.

La fiscal del caso, Lorena Parra, aclaró que “si precisamos quiénes son las víctimas, se trata de dos hermanas  una de ella de apenas cuatro años de edad (para entonces) y la segunda víctima es la hermana mayor, de apenas cinco años de edad”.

Según la  fiscalía, los hechos ocurrieron en una capilla de las dependencias del colegio y en una oficina administrativa.

Para evitar una doble victimización, los jueces decidieron que las presuntas víctimas declararán ante ellos en salas especiales alojadas en el Segundo Tribunal Oral en lo Penal de Santiago y junto a un perro adiestrado.

En tanto, el sacerdote decidió no dar declaraciones y continuar en silencio el proceso.

En el juicio declararán cerca de 70 testigos, dentro de los cuales se cuentan los padres de las involucradas, quienes revelaron que el sacerdote incluso les realizaba regalos a las niñas, consignó Chilevisión.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo