Halcón de la FACh y su aventura en competencias extremas

El jefe de la Escuadrilla de Alta Acrobacia de la FACh comenzó su participación en una de las competencias más adrenalínicas del mundo. “Es un sueño hecho realidad”, confiesa Cristian Bolton.

Por Cristian Salas

Cristian Bolton, piloto jefe de la Escuadrilla de Alta Acrobacia Halcones de la FACh, está viviendo un verdadero sueño. Es que desde hace unas semanas es el único representante chileno y latinoamericano de la Red Bull Air Race, campeonato de aviones de carrera que mezcla velocidad, precisión y baja altura, que es seguida por miles de fanáticos en todo el mundo.

¿Cómo llegó Bolton al tema? En la Red Bull Air Race existe la categoría Master Class, donde compiten los doce mejores pilotos del mundo en esta materia, pero este año la organización decidió crear la Challenger Cup para que nuevas generaciones de pilotos adornaran la adrenalínica competencia y a la que el halcón nacional fue llamado a participar.

“El año pasado me encontraba en Europa y tuve la oportunidad de conocer gente de la Red Bull. Ellos analizaron mi experiencia de vuelo y me llamaron a participar en dos training camp -Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos) y Rovinj (Croacia)-, posterior a eso y a un sinfín de exámenes médicos, físicos y sicológicos decidieron darme la oportunidad de competir este año”, analiza Bolton.

“Siempre fui seguidor de la carrera, desde sus comienzos en 2003. Yo soy piloto de acrobacia y de combate, por lo que la velocidad y las maniobras en vuelo son parte de mi esencia, así es que te podrás imaginar mi alegría cuando fui llamado a participar. Es un sueño hecho realidad”, enfatiza.

Su estreno fue hace una semana en Gdynia, Polonia, y si bien no quedó del todo conforme con su rendimiento, le sirvió para tomarle la manito al asunto. “Considero que mi debut fue bueno en términos de vuelo, pero lamentablemente la meteorología no acompañó mucho y choqué contra un pilón, por lo que no saqué un buen lugar. Pero fue mi primera carrera, quedan otras dos (16 y 17 de agosto en Ascott, Inglaterra, y 6 y 7 de septiembre en Dallas, Estados Unidos), así es que todavía tengo la oportunidad de superarme a mí mismo en este desafío”, aclara el adiestrado piloto.

¿Qué sabes de tus competidores?
-Todos los pilotos de mi categoría son unos tremendos profesionales en lo que hacen y tienen varias horas de vuelo en el cuerpo. Son pilotos que, en su mayoría, tienen su propio avión en el cual entrenan para la carrera. Algunos hacen shows acrobáticos, viven de esto en sus distintos países de origen. Entre todos tenemos muy buena onda.

Me imagino que tu experiencia en los Halcones es fundamental para poder entrar a esta competencia…
-La verdad es que el vuelo que realizo como líder de la Escuadrilla Halcones es diferente en el sentido de que vuelo con más aviones a un metro de distancia entre ellos, dirijo una rutina 100% acrobática, sin embargo la experiencia que he ganado volando en la Escuadrilla me ha ayudado mucho en varios factores como poder maniobrar de mejor manera el avión al momento de hacerle el quite a los pilones en la carrera, el manejo de la Fuerza G y por sobre todo conocer muy bien el avión que vuelo, ya que ambos son Extra 300, sólo que el de la carrera es un modelo más nuevo.

¿Qué es lo más complicado de las pruebas que realizan?
-Todo es bastante técnico, debes realizar un buen estudio de cada sector del circuito, cómo está diseñado ese circuito para la carrera, debes analizar la meteorología, temperatura del aire, viento y humedad, ya que todos estos factores afectan la trayectoria del vuelo del avión durante la carrera. Además, debes respetar el reglamento que los jueces miden en tiempo real, como velocidad máxima en el ingreso al circuito, altura mínima de vuelo, trayectoria de vuelo y razones de descenso, entre otras.

¿Cuáles son tus próximas metas con respecto al tema?
-Creo que el sueño mío y el de todos mis compañeros de categoría es finalmente ascender a la Master Class, pero la verdad es que hoy por hoy estoy 100% enfocado en tratar de hacerlo lo mejor posible y dejar bien puesto el nombre de Chile.

¿Crees que es posible que más chilenos ingresen a la Red Bull Air Race en los próximos años?
-Yo creo que la aviación en Chile está tomando un muy buen rumbo, cada vez existe más intereses en ella y en los distintos tipos de vuelo que ofrece. Así también pasa con el vuelo acrobático y el de carreras, hay muchos fanáticos de la Red Bull Air Race que también son pilotos por lo que creo que es muy posible que más de alguno tome la decisión de participar en ella. Yo jamás imaginé ser parte de esto… ¡Y aquí estoy!
 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo