Patricia Morales: "Existen posibilidades de que se reproduzca un sistema de evasión"

Por

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Beatriz Stange

 

-Hoy debería ingresar al Congreso el proyecto de Reforma Tributaria con las indicaciones del acuerdo. ¿Cuál es el siguiente paso?
-Lo que tenemos hasta ahora es simplemente el acuerdo de reforma tributaria que se elaboró entre cuatro paredes entre el ministro Alberto Arenas y el ex minitro de Piñera, que fue muy criticado por la Cámara de Diputados, y lo que estamos esperando es un informe financiero hace un mes que nos garantice que efectivamente se van a recaudar esos 8.200 millones de dólares. Y además de ese informe, todo ese acuerdo que se firmó, se traduzca en indicaciones claras. Acá hay varios riesgos: primero sobre si se va a recaudar los 8.200 millones de dólares.

 

-¿Esto principalmente por la desaceleración que vive el país?
-Por varias razones. Primero porque cuando se estableció esta cifra fue una que se planteó en la campaña presidencial con las proyecciones de crecimiento y en ese entonces se estimaba que el crecimiento iba a estar de 4% o un poco más, pero hoy el crecimiento viene a la baja. Por tanto hay que reevaluar efectivamente cuánto significan esos 3% del PIB. Pero luego, según lo que aparece en el acuerdo, van a convivir un sistema integrado con un sistema de renta presunta y justamente el problema que tiene éste último es que existe la posibilidad de retener utilidades y de no reinvertirlas o invertirlas en un ítem que no siempre corresponden a inversión. Por ejemplo, cuando uno va al supermercado te preguntan si quieres boleta o factura, eso es una anomalía porque el supermercado no es parte de la inversión de la empresa. Entonces, la pregunta es: si va a existir forma de retener utilidades y que no sean reinvertidas, entonces vamos a tener evasión y no se va a recaudar los 8.200 millones de dólares. Pero hay una tercera pata y es que muchas organizaciones plantearon que la reforma no contemplaba ciertos aspectos que debía contemplar. El tema es que no tiene como único objetivo recaudar, sino que también corregir la desigualdad. Entonces a nuestro juicio era clave que la reforma hablara de un royalty a la minería y de un impuesto a los activos financieros, porque las grandes fortunas están en activos financieros. Entonces no es lógico que cuando se venden acciones no se paguen impuestos, pero que sí lo haga una persona que va a vender una propiedad.

 

-Desde el Gobierno señalaron que la reforma debía estar aprobada antes de que comience la discusión por el Presupuesto 2015, ¿crees que van a lograr esa meta?
-Creo que primero aquí hay que hay que evitar caer en el típico chantaje “porque entonces tenemos que discutir el presupuesto y corremos el riesgo de quedarnos sin plata el 2015, aprueben lo que mandamos”. Cuando hablamos de reforma tiene que ser un ejercicio realmente serio y trabajarla a fondo porque es un proyecto de ley que no se puede trabajar todos los años. Entonces eso no puede ser una excusa que sea satisfactorio para los acuerdos que se asumieron. Encuentro una mala señal que haya pasado un mes y aún no tengamos el informe, también encuentro una maña señal que el ministerio no haya especificado cuánta de esa plata va para la reforma educacional porque es evidente que si el ministerio no cuenta con los recursos suficientes para garantizar gratuidad en la educación superior, no la va a haber.

 

-Respecto a lo anterior, el ministro Peñailillo dijo que él esperaba que la oposición no desconociera el acuerdo y que la reforma sea aprobada con agilidad..
-Yo le pediría al ministro Peñailillo que el ministro no desconozca todo que se debatió en la Cámara de Diputados por los parlamentarios de la Nueva Mayoría, los que hicieron un análisis bastante riguroso sobre la reforma y emitieron muchos comentarios y ninguno fue tomado en consideración cuando se acordó esta especie de pacto entre la alianza y algunos senadores de la Nueva Mayoria. Por lo tanto, ahora lo que corresponde es tomar la palabra de los diputados y que ellos se expresen.

 

-¿Crees que faltó algo en las indicaciones?
-Sí, no estamos de acuerdo con que por una parte exista la renta presunta y la renta atribuida, creo que es complejizar aún el sistema, en general los sistemas deberían ser lo más simple posibles. Existen posibilidades de que se reproduzca un sistema de evasión, que las empresas se fraccionen para poder acogerse a ciertos beneficios que tienen las pymes y,  sobre todo, nos parece muy grave que en Chile no exista un royalty minero, porque es la principal fuente de ingreso de Chile.

 

-¿Tanto grandes empresas como pymes podrían evadir impuestos con la renta presunta?
– No, lo que pasa es que lo que no está claro y hay que ver es que va a pasar con las empresas que se acojan a la renta presunta y que retengan utilidades. Es decir, bajo qué condiciones pueden retener utilidades y por cuánto tiempo. Hay mucha incertidumbre al respecto, entonces si eso no se aclara existe la posibilidad de que grandes empresas reduzcan su tamaño, se produzcan sistema de cascadas, te acojas a la renta presunta y termines pagando menos impuestos.

 

-Efectivamente se elimina el FUT, pero se reemplaza por otro mecanismo. ¿Es más de lo mismo pero con otro nombre?
-Si es que las indicaciones del Gobierno no aclaran específicamente eso, correríamos el riesgo de tener un sistema más complejo aún y que permita generar  evasión y eso sería sumamente grave. Eso fue parte de la crítica que se le hizo al acuerdo.

 

-Crees que se mejoraron las condiciones para las pymes?
-Lo que pasa es que la evidencia económica demuestra que las pymes no siempre son sensibles a las facilidades fiscales, porque no tienen tanta capacidad de ahorro. Si tú te fijas en el Índice de Competitividad Internacional, Chile ha bajado siete puestos en los últimos siete años. Si uno quiere hablar de innovación de las pymes tiene que revisar cuáles son instrumentos de fomento productivo que hoy existen.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo