Directiva de la UDI viajará a Venezuela para agilizar liberación de dirigente

Por

Miembros de la directiva de la UDI encabezados por el presidente del partido, Ernesto Silva buscan viajar el sábado a primero hora a Venezuela debido a la detención en ese país del líder de la Juventud del gremialismo, Felipe Cuevas.

Silva viajaría junto con el secretario general Javier Macaya, y el vicepresidente Gustavo Hasbún, todos diputados.

El timonel manifestó que “queremos exigir la inmediata liberación de Felipe Cuevas, un joven chileno, dirigente político, que ha sido detenido en forma ilegal y arbitraria por Venezuela, en Caracas”.

“Nos parece de la mayor gravedad, que transcurridas más de 10 horas de recibida la noticia, no se haya producido aún la liberación después de una detención ilegal y arbitraria, y de una violación a los derechos humanos”, acotó.

Además, cerca del mediodía de este viernes llegaron hasta la sede de la UDI el presidente de la Comisión de RR.EE. de la Cámara, Jorge Tarud (PPD); el secretario general de RN, Mario Desbordes; la presidenta de Evópoli, Francisca Correa, y dirigentes de Amplitud como Karla Rubilar, con el fin de expresar su respaldo a la directiva de la UDI por la detención.

Tras la cita, el secretario general del gremialismo agradeció a los dirigentes “por acompañarnos en este sentimiento de indignación por la detención ilegal y arbitraria de un joven dirigente político por defender la democracia”.

Criticó, además, la ‘falta de información oficial’ desde las autoridades caraqueñas, afirmando que “es todo muy poco transparente por parte del gobierno venezolano. Nuestra exigencia es la liberación inmediata y sin condiciones de Felipe Cuevas”, aseveró.

A su turno, el diputado Tarud expresó que “lo que vemos aquí es una detención absolutamente arbitraria por parte del gobierno del presidente Maduro”.

“Nuestro gobierno tiene que ser muy firme en pedir para el día de hoy la libertad de este dirigente político chileno”, añadió el líder de la Comisión de RR.EE. de la Cámara, quien enfatizó que “como ex embajador, quiero señalar que siempre que un chileno fue detenido en cualquier parte del mundo, nosotros actuamos en forma inmediata. Nunca le preguntamos a nadie si era de la UDI o si era del PC. Se trata de defender a nuestros connacionales en el exterior”.

“Tenemos que tener consecuencia: si se tratara de un dirigente del PC o de la UDI, cualquiera sea su filiación política, no me interesa. Es un chileno que ha sido detenido arbitrariamente”, reiteró.

En la misma línea, Macaya puntualizó que “no se trata del color político del dirigente sino de las circunstancias en que ha sido detenido”. Así, el vocero del gremialismo emplazó al embajador chileno en Venezuela, Pedro Ramírez, diciendo que “tiene que comportarse a la altura de la defensa de la democracia, de la soberanía del Estado de Chile”.

En tanto, el jefe de la bancada de diputados UDI, Felipe Ward, sostuvo que “esta detención ilegal que afecta a Felipe Cuevas, es una demostración evidente de la fragilidad de las libertades civiles que se viven en dicho país, por lo que junto con este rechazo enérgico, solidarizamos con todos aquellos jóvenes que sufren día a día la opresión de un gobierno que no respeta los derechos humanos de sus opositores democráticos”.

A su vez, la diputada del gremialismo Marisol Turres aseveró que “sabemos que Venezuela es un país que no tiene una real democracia, que se ha encarcelado a los principales dirigentes opositores, donde se le ha quitado su cargo incluso a la diputada Corina Machado, por ejemplo; que se ha encarcelado a muchísimos dirigentes estudiantiles. Ha habido muertes, no hay estado de derecho, en fin. Pero, la detención de Felipe Cuevas es inaceptable, y en ello, el Gobierno debe aplicarse y poner todo su empeño, en lograr su más pronta liberación”.

Por su parte, la senadora de Amplitud Lily Pérez, hizo un llamado a Cancillería, enfatizando que “es importante que intervenga, puesto a que consideramos inaceptable que Venezuela detenga a un representante de la juventud de un partido político chileno, por mantener reuniones con la oposición venezolana”.

También, la presidenta de Evópoli, Francisca Correa condenó “categóricamente lo ocurrido en Venezuela. Cualquier detención o persecución por razones políticas es repudiable”.

“Evópoli defenderá los derechos humanos sin distinciones, en cualquier lugar del mundo y sean los que sean los afectados”, añadió.

“Estamos muy preocupados por lo ocurrido y solidarizamos con nuestros amigos de la UDI”, puntualizó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo