CCS: desaceleración económica aún no manifiesta su máxima intensidad en el mercado laboral

Por

 

Agencia Uno

Sobre el crecimiento del 1,9% del Producto Interno Bruto (PIB) del país durante el segundo trimestre del año y la baja de éste, la Cámara de Comercio de Santiago explicó que éste sólo da cuenta de un “debilitamiento generalizado en la actividad económica”. 

 

Más en detalle, el documento señala que “el sector comercio tuvo su primera contracción desde 2009 (-0,4%), influido por el debilitamiento del segmento mayorista, en especial maquinarias y equipos. El sector construcción creció en sólo 1,1% y la industria cayó en 1,7%. El sector transporte creció en 1,6% y el silvoagropecuario en -4,4%. Los sectores más dinámicos son aquellos ligados a servicios, tales como administración pública, servicios personales y servicios de vivienda”.

 

La CCS precisó que el consumo mostró un enfriamiento superior al proyectado por ellos y que el escenario para la inflación es “más complejo que el de los dos últimos años, consecuentemente con el aumento del tipo de cambio, lo cual ha exigido una mayor cautela en la aplicación de políticas monetarias expansivas”.

Con lo anterior, la CCS enfatiza que este “agudo debilitamiento económico aún no se ha manifestado con toda su intensidad en el mercado laboral ni en la evolución del empleo, lo que es un elemento a considerar al proyectar el escenario próximo de consumo y actividad. Por el momento, en todo caso, no hay catalizadores en el horizonte que permitan ver un cambio evidente de tendencias. El “rebote” previsto para el cuarto trimestre del año obedece fundamentalmente, a una baja base de comparación interanual y no necesariamente a un real reimpulso de la actividad”.

 

 

Consejo

 

Como mensaje para las autoridades, el presidente de la CCS, Peter Hill, dijo que las medidas “deben apuntar en forma contundente a cambiar la dirección del ciclo, no sólo con políticas fiscales y monetarias ad hoc, sino también reconociendo la crítica relevancia de las expectativas empresariales en la recuperación de la inversión”.

 

“Del mismo modo creemos que la mayor exposición del segmento pyme y del mercado laboral ante ajustes agudos deben ser puestos en el radar de las políticas públicas para hacer frente a este escenario”, agregó el dirigente gremial.

 

Las estimaciones de la CCS apuntan a que el tercer trimestre seguirá caracterizado por una actividad muy débil, con un crecimiento incluso menor al  del segundo, es decir, del orden de 1,7%. El crecimiento para 2014 se prevé en 2,5% y,  proyectamos un 3,8% para el 2015.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo