El decálogo del hombre más rico del mundo

Por

Es mexicano y el hombre más rico del planeta, siempre peleándose ese puesto con el fundador de Microsoft, Bill Gates.

 

El magnate de las comunicaciones Carlos Slim, dueño de la empresa América Móvil (controladora de Claro), tiene en su cuenta corriente la no despreciable suma de US$81.100 millones, de acuerdo al último informe de la revista Forbes.

 

De acuerdo al sitio Finanzas.com, para entender cómo hace negocios este empresario, el escritor español Ferrán Martínez desarrolló en la obra “La alquimia de la prosperidad”, un decálogo que explica la particular forma que tiene Slim de enfrentarse a los negocios, y a la vida. Revísalo a continuación e intenta seguirlo y aplicarlo a tu pyme. Quizás también te traiga éxito:

 

 

1. Mantener estructuras simples, organizaciones con mínimos niveles jerárquicos. Potenciar el desarrollo humano y la formación interna de los empleados, así como la flexibilidad y la rapidez en la toma de decisiones. En definitiva, se trata de operar con las ventajas de la empresa pequeña, que son las que hacen grandes a las grandes empresas.

 

2. Mantener la austeridad en tiempos de vacas gordas es algo que fortalece, capitaliza y acelera el desarrollo de la empresa. También evita los amargos ajustes drásticos cuando llegan las crisis.

 

3. Siempre hay que estar activo en la modernización, crecimiento, capacitación, calidad, simplificación y mejora incansable de los procesos productivos. Es fundamental incrementar la competitividad y la productividad. Y hace falta compararse siempre con los mejores, como si fuéramos atletas.

 

4. Las empresas nunca deben limitarse a la medida del propietario o del administrador. No hay que caer en la trampa de sentirnos grandes en nuestros pequeños corralitos y hacer la mínima inversión en activos que no rinden lo suficiente.

 

5. No hay reto que no se pueda alcanzar trabajando unidos, con claridad de objetivos y reconociendo los instrumentos.

 

6. El dinero que sale de la empresa se evapora, por eso, hay que reinvertirlo.

 

7. La creatividad empresarial no solo es aplicable a los negocios, también es la solución a muchos de los problemas de los países.

 

8. El optimismo firme y paciente siempre rinde sus frutos, al contrario que la euforia o el optimismo fantasioso.

 

9. Todas las épocas son buenas para quienes saben trabajar y tienen con qué hacerlo.

 

10. Nuestra premisa es siempre tener presente que nos vamos sin nada, que solo podemos hacer las cosas en vida, y que el empresario es solo un creador de riqueza que la administra temporalmente.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo