Israel y Hamas se acusan mutuamente de romper la tregua y frustrar el diálogo

Por EFE

Israel y el movimiento islamista Hamás se acusaron hoy mutuamente de romper la tregua y frustrar el proceso negociador que se mantenía a duras penas en El Cairo para lograr un cese permanente de las hostilidades.

Poco después de las 17:00 hora local (14:00 GMT) y en medio de crecientes denuncias palestinas del supuesto “desinterés” israelí, tres cohetes partieron desde la Franja de Gaza y explotaron en descampados cercanos a la ciudad meridional israelí de Beerseheva.

Casi de inmediato, cazabombarderos israelíes atacaron zonas próximas a la localidad septentrional de Beit Lahia y otros puntos de la Franja, confirmaron ambas partes.

Según fuentes palestinas, al menos dos niños resultaron heridos levemente en la ciudad meridional de Rafah, vecina con Egipto.

Ante este nuevo repunte de la violencia, tras casi una semana de calma, muchos gazatíes volvieron a recoger sus escasas pertenencias y regresaron a las únicas áreas que creen seguras: las escuelas de la ONU.

Retomados los ataques, ambas partes se enzarzaron una vez más en el rutinario intercambio de reproches sobre la ruptura de la tregua -es la cuarta que colapsa- y el fracaso de las conversaciones, que buscaban el fin de un conflicto que ya ha segado la vida de más de 2.000 palestinos, un 25 % de ellos niños.

“Los problemas en la negociación no comenzaron con el disparo de los cohetes. Existe un problema intrínseco. Ahora es imposible llegar a un acuerdo. El diálogo está en punto muerto”, explicó una fuente diplomática palestina, que pidió no ser identificada.

Momentos antes, el portavoz de Hamás en Gaza, Sami Abu Zuhri, acusaba a los negociadores israelíes de haber bloqueado el avance de las conversaciones y les advertía de que el grupo estaba preparado para cualquier escenario.

En un correo electrónico envido a la prensa, Abu Zuhri reiteraba, además, la disposición de su grupo de seguir adelante con el proceso iniciado en la capital egipcia y subrayaba que el gobierno israelí de Benjamín Netanyahu está “jugando con fuego”.

“Los ocupantes (Israel) son responsables del punto muerto al que se ha llegado en las negociaciones en El Cairo debido a sus tácticas dilatorias y la falta de determinación para llegar a un acuerdo”, afirmó.

“Los ocupantes están desperdiciando oportunidades y deben dejar de jugar con el tiempo. Hamás insiste en su disposición de seguir adelante con todas las posibilidades y está preparado para cualquier coyuntura”, amenazó.

Esta misma mañana, Izzat al Reshq, otro de los representantes de Hamás, ya había alertado de que el actual alto el fuego, extendido 24 horas más anoche “in extremis”, sería el último.

Según la prensa israelí, tras el intercambio bélico, el primer ministro israelí ordenó a su delegación que abandonara la mesa de negociaciones en Egipto.

“Fuentes del Gobierno han dicho que las negociaciones sobre la tregua en El Cairo han colapsado y que tras el lanzamiento de cohetes desde Gaza el primer ministro y el ministro de Defensa (Moshe Yaalon) ordenaron a la delegación israelí regresar al país”, explicó el diario progresista “Haaretz”.

El abandono fue confirmado a Efe por fuentes israelíes en El Cairo.

“Las negociaciones de paz con Hamás no sirven a los intereses de seguridad de Israel, así que no hay razón para proseguir”, explicó el ministro israelí de Interior, Gideon Sa’ar, citado por el diario local “Yediot Aharonot”.

El intercambio bélico de hoy es el primero se produce desde que el domingo palestinos e israelíes retomaran su diálogo indirecto en otro intento de poner fin a cinco cruentas semanas en las que también han muerto 64 soldados israelíes en combates con las milicias, y tres civiles en Israel a causa de los cohetes.

Las conversaciones parecían discurrir por buen camino esta mañana después de que la prensa israelí asegurara que su país ya había aceptado el levantamiento paulatino del bloqueo económico y el asedio militar a Gaza, principales condiciones de Hamás.

Y después de que un alto responsable palestino añadiera que los negociadores israelíes también parecían predispuestos a ceder en su exigencia del desarme de las milicias y a cambiarlo por garantías de que estas no se rearmarán.

Sin embargo, casi al tiempo que se conocía la violación del alto el fuego, Fawzi Barhum, portavoz de Hamás, advertía ya a Netanyahu sobre duras respuestas si la negociación fracasaba.

“Si Netanyahu no entiende bien el mensaje y las demandas de Gaza a través del diálogo político, sabemos muy bien cuál es la vía para hacer que lo entienda”, amenazó en una declaración difundida por correo electrónico.

El jefe del Gobierno israelí, que se halla bajo fuerte presión tanto externa -para que cese el conflicto- como interna -en algunos casos para que continúe con ella- también dijo el lunes que su país está listo para cualquier eventualidad.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo