Vehículo del mercado chileno no superó el mínimo de seguridad

Por primera vez en la historia en este tipo de evaluaciones un automóvil que se comercializa en Chile fue sometido una prueba de impacto para evaluar su nivel de seguridad. Esto gracias a la unión de Latin NCAP y Automóvil Club de Chile

Por

Con el objetivo de analizar la seguridad que ofrecen los vehículos más vendidos de América Latina y el Caribe, el organismo internacional Latin NCAP y Automóvil Club de Chile presentaron en nuestro país los resultados de la Fase V de este programa independiente de evaluación que busca promover automóviles seguros para la región.
A diferencias de las ediciones anteriores, por primera vez en la historia de este tipo de pruebas a nivel mundial, se decidió analizar el tipo de seguridad y protección que brinda un vehículo que se comercializa en el mercado chileno. La prueba realizada en Alemania arrojó que uno de los modelos más vendidos del mercado (Chevrolet Spark), en su versión más básica, obtuvo cero estrellas en la protección de los ocupantes adultos y sólo dos estrellas para la protección de los menores.
Como resultado, el auto comprado en Chile protagonizó uno de los resultados más decepcionantes de esta prueba, ya que en caso de un accidente a más de 64 km/hora existe una alta probabilidad de que el conductor y los pasajeros puedan sufrir lesiones de riesgo de vida. Además, el bajo desempeño de este automóvil se debió a la falta de equipamientos básicos de seguridad y a la carrocería inestable que éste ofrece a los ocupantes ante una posible colisión.
“El equipamiento básico de la región está aún por debajo de otros mercados como el europeo, donde el mismo modelo se vende más barato que en América Latina. La falta de regulaciones de la ONU como requisitos obligatorios para los mercados locales es una gran preocupación. Esperamos que la industria apoye más a los gobiernos que deseen aplicar regulaciones de la ONU que redundarán en el beneficio de los consumidores latinoamericanos”, sostuvo Alejandro Furas, director técnico de Latin NCAP y encargado de las pruebas que se realizan en la región.
Según Alberto Escobar, gerente de asuntos públicos de Automóvil Club, “si bien Chile cuenta con normativas más exigentes que en otros países, aún es necesario subir los estándares mínimos de seguridad. Los distintos precios entre vehículos suelen esconder importantes diferencias para acceder a mejores equipamientos de seguridad, ya que esta es una industria que se ha acostumbrado a vendernos prestaciones y velocidad, y nunca no está hablando sobre seguridad, más aún en un país que tiene más de mil 600 muertos al años por siniestros viales”.
Precisamente en esta materia, el Ministerio de Transportes está estudiando una normativa para que todos los automóviles nuevos que se comercialicen en Chile incorporen airbags, tanto para el conductor como para el copiloto. De esta forma, la inclusión de las bolsas de aire dejarían de ser un accesorio optativo a la hora de comprar un vehículo y se sumarían a los decretos ya oficializados para el 2015, como es la obligatoriedad de los sistemas de anclajes para el uso de sillas de niños, y la alarma sonora y visible para el uso del cinturón de seguridad del conductor.
Evaluación de vehículos Latinoamericanos

Mira acá el video de la prueba:

NOTICIAS RELACIONADAS:

Respuesta de General Motors a resultados expuestos por Latin NCAP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo