Peugeot coloca a la venta en Chile el modelo más caro de su historia

Pudimos tener una toma de contacto del RCZ R, una variante deportiva del coupé lanzado el 2010, pero cuyos niveles de potencia y tecnología lo colocan en las grandes ligas del exclusivo nicho donde competirá.

Por

Por Alexis Cares

A más de 215 km/hora pudimos acelerar el nuevo RCZ R en el Autódromo Internacional de Codegua (AIC) y que Peugeot acaba de estrenar en Chile. Se trata de un coupé muy radical y que corona la gama del modelo que desde su presentación en octubre de 2010 en Chile ya ha comercializado cerca de 350 ejemplares.
El motor sigue siendo un turbo gasolinero de 1.6 litros, pero esta vez los caballos se disparan a 271, muy por encima de los 156 HP de la versión automática o de los 200 de la variante con caja manual de seis marchas.
Por tanto, Peugeot se estrena con una propuesta digna de las grandes ligas ya que sus competidores directos, por potencia y forma, son autos de la talla de un Porsche Cayman, un Audi TTS o un Mercedes 45 AMG. Claro que el francés de dos puertas, alerón fijo y tracción delantera, se instala en las salas de ventas con un precio más bajo que sus rivales: $32.920.000. Claro, es un valor importante. “De hecho esperamos vender tres unidades mensuales y va dirigido a un cliente muy exigente, amante de la performance y que sabe que tiene una máquina espectacular y que se diferencia de todos. Pero más allá de eso, es un dato potente que enviamos como marca ya que mostramos los límites que podemos alcanzar cuando pisamos el terreno de la high performance”, sostuvo Federico Rocca, director gerente de Peugeot Chile.
El auto fue limitado en su tope de velocidad a 250 km/hora y acelera de cero a 100 km/hora en 5,9 segundos, cifras muy vecinas a la de su excelsa competencia. La caja es manual de seis velocidades con embrague reforzado y es la responsable de que el coche alcance una aceleración elevada y un empuje feroz en un amplio rango de avance. Destaca también por lo precisa que es su trayectoria en curva. Pese a su respetable hoja de deportivo de fuste, es un auto agradable de conducir y sencillo de llevar aunque lo llevemos con mucha prisa. Es noble. El asfalto de Codegua es parejo como buen autódromo nuevo que es, entonces es riesgoso ahondar mucho en las características de su suspensión, aunque se apoya muy bien en los giros, los balanceos son muy poco frecuentes y la calidad de sus frenos es excelente. Fueron unas tres horas de giros durante la presentación y no notamos desgaste ni agote en su capacidad de frenada por lo que la elección de los neumáticos Goodyear Eagle F1 nos parece acertada (235/40 R19), además sobresalir por su precioso y muy Racing diseño.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo