FOTOS: Las peor vestidas de los VMA"S 2014

Por Luz Lancheros

Los MTV Video Music Awards son la ceremonia de premios donde la excentricidad se encuentra con la moda. Pero muchas veces, estos premios han dado para sonados desastres de la moda, y este año no es la excepción.

La que de lejos va “ganando” en este curioso ranking es Amber Rose, quien con su vestido de cadenas, recuerda al muy desbaratado y criticado atuendo de la actriz Rose McGowan en 1998, cuando salía con Marilyn Manson.  Le sigue Katy Perry, que con su desastre de dénim recordó a Britney Spears y a Justin Timberlake en los VMA´S del 2000. De terceras va  Ariana Grande, que se tomó muy literalmente el símbolo del cuero como elemento sensual: un enterizo de Moschino, cola de caballo alta y botas arriba de la rodilla, muy de 1990, hacen parte de un look que ya es criticado por excesivo y que se ha visto antes.

De igual modo, también se ha visto antes el animal print. Charlie XCX disgusta a todos con su enterizo de rayas de tigre, ya que es un recurso que se ha usado desde los años 80. Nicki Minaj, aunque no tan excéntrica como es lo usual, también usó un vestido similar.  Ireland Baldwin, por su parte, queda deslucida con su vestido de flapper al estilo de los años 20, elemento que comparte con Jessie J, quien parece fresca del torso para arriba, pero el drapeado de su vestido le quita forma a su cuerpo y también la hace ver opaca.

Por su parte, Solange Knowles quizo traer a la alfombra roja el oversized, pero su cabello peinado al estilo de los años 70 la hacen ver opaca, y muy al estilo de Diana Ross, pero sin su brillo.Y Taylor Swift ¿qué le pasó? Por años acostumbró a los amantes de la moda con un estilo conservador, y hasta agresivo, pero minimalista y sobrio. Hoy lució un leotardo, que recuerda mucho a lo que usan sus colegas, pero en escenario.

Del grupo Kardashian, solo Kendall se salva: Usa con sobriedad un sugerente conjunto en negro. Su hermana Kylie da una lección de como no usar un vestido negro: Los materiales no son apropiados para el clima, ni se ajusta a su cuerpo. Por su parte, Kim usó un traje de dos piezas de estampado tribal con las fórmulas ya conocidas en ella: Maxi escote y minifalda. El problema es la parte de arriba, ya que la hace ver más grande y desaliñada.

Por otro lado, si se habla de vestidos rojos, Rihanna debiera darle una lección a Rita Ora, que se ve completamente exagerada en su sensualidad y el vestido parece hecho en un material barato. Rita debería ver a su colega en los Grammys el año pasado: Ella sabe lucir un vestido rojo con elegancia.

Ahora bien, en el terreno de las parejas, Behati Prinsloo puede que sea esposa de Adam Levine, pero carece de todo sentido del estilo: Más gótica, trillada y literal no se puede.Mención de honor para la novia Tyler G Posey, protagonista de ‘Teen Wolf’: Lucir más desaliñada no es posible.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo