Se profundiza desaceleración: ventas del comercio en la RM caen 3,1% en julio

Por

 

Pablo Contreras Pérez

 

El consumo fue uno de los motores de nuestra economía en los últimos años, pero la desaceleración también se hace sentir en este aspecto. Las ventas reales del comercio minorista de la Región Metropolitana cayeron un 3,1% en julio, de acuerdo a lo que informó la Cámara Nacional de Comercio (CNC).

La baja es relevante, tomando en cuenta que el mes anterior, en junio, se había registrado un alza de 3,3%. En definitiva, en lo que va del año la expansión fue de apenas un 2,7%.

En tanto, en el trimestre móvil mayo-julio las ventas registraron un discreto crecimiento de 1,6%, menos que el 3,8% alcanzado en el período anterior y se ubicó muy por debajo del 11,2% anotado en el mismo período del 2013.

En su informe, la entidad gremial explicó que el resultado del séptimo mes del año, “da cuenta del fuerte impacto de la desaceleración económica del país en el consumo de los hogares llegando a variaciones negativas que no se veían desde abril de 2009“.

Durante julio, solo Vestuario y Calzado mostraron un crecimiento, aunque menor a meses anteriores, con 2,7% y 12%, respectivamente. Con ello, ambos sectores acumularon hasta ese mes alzas de 8,8% y 14,3%.

Por el contrario, todo el resto de los sectores sufrieron retrocesos. Artefactos Electrónicos tuvo una caída anual de 10,2% en julio, acumulando un crecimiento 6,9% en el período enero – julio de 2014. Mientras que Muebles fue la categoría que experimentó la más importante contracción, con una caída de 12,4%, acumulando una disminución de 4,4% en lo que va del año. Ambos se vieron afectados por los discretos resultados en el sector inmobiliario.

La que siguió exhibiendo los resultados a la baja de periodos anteriores fue la Línea Tradicional de Supermercados, que en julio anotó un -4,8%, caída mayor al – 2,3% registrado el mes anterior, y acumulando así un decenso de 2,5% en lo que va del año.

Una vez conocídas estas cifras, el ministro de Hacienda, Alberto Arenas, señaló como en otras ocasiones que estas cifras eran “esperables”, agregando que “son reflejo de lo que está pasando con la desaceleración en la economía”.

El secretario de Estado subrayó además en que el gobierno está “colocando todos los instrumentos necesarios para ayudar al sector privado y estamos haciendo lo que le corresponde al sector público, para que ambos coloquen el hombro para dinamizar la economía“.

Consultado por Publimetro, Francisco Klapp, economista del Instituto Libertad y Desarrollo tiende a coincidir con Arenas. “Si bien son más pronunciadas de lo que esperábamos, no es demasiado sorprendente, porque las cifras venían cayendo sistemáticamente desde medianos o finales de 2013“, asegura.

Klapp además destaca que la cifra de comparación aún es muy alta, aunque sí reconoce que “yo veía un crecimiento más cercano a cero por el lado positivo, no de -3%”.

Algo distinto opina Rafael Garay, director Estudios Felices y Forrados. A su juicio esta variación en las ventas “sorprende”. Agrega que “una caída del 3% es durísima, habla de un efecto que por lo demás se verá reflejado en las próximas cifras”.

Para Garay esta situación está básicamente influenciado por una economía que ha caído más de lo esperado. “Aquí una mezcla, hay factores externos y hay factores internos. Hay que reconocerlo y trabajar sobre esos factores. Hay que tratar de dar certidumbre“, tanto a las empresas grandes, pymes y consumidores, sostiene.

Frente a las expectativas del gobierno de que se verá una recuperación en la economía a finales de año y principios de 2015, el director de Estudios de Felices y Forrados es enfático en señalar que son muy optimistas. “Al ministro (Arenas) no le queda otra, tiene que salir a dar señales de tranquilidad y dar una sensación de que las cosas no están tan mal, de que las cifras eran esperables, pero no lo son”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo