Chilenos fabrican nuevo vehículo híbrido-solar

Por

El auto fabricado con materiales innovadores y que busca ofrecer alternativas de propulsión a través de distintas energías limpias, se presenta como la superación del Protean 2, que obtuvo el segundo lugar en su categoría en la carrera Desafío Cero 2013.

Un equipo interdisciplinario encabezado por académicos y estudiantes de la carrera de Diseño Industrial de la Universidad de Chile se encuentra trabajando en lo que será su nuevo modelo de vehículo eléctrico, bautizado como Protean 3.

Con innovación en el uso de distintos materiales y la idea de que el auto sea una escuela al mismo tiempo que un producto, el equipo busca desarrollar también ideas alternativas para el transporte en la ciudad, utilizando energías limpias que puedan contribuir a la descongestión y descontaminación.

Las nuevas tecnologías

Al igual que el Protean 2, el cuerpo principal del tercer modelo de la serie está construido en base a una combinación de materiales desarrollada por el mismo equipo. Capas de tejido de Yute, madera de balsa y resina natural conforman el monocasco del auto, convirtiendo al Protean 3 en un vehículo de alta resistencia, bajo en costos y de bajo impacto medioambiental. “Se podría decir que está en la línea de ser biodegradable, porque nosotros queremos utilizar unas resinas a base de almidón de maíz modificado. Entonces ahí hay una apuesta relacionada con la sustentabilidad”, afirma el Director del proyecto Mauricio Tapia.

Los modelos anteriores del Protean combinaban la electricidad recargable en baterías con la energía biomecánica que podía aportar el pasajero mediante pedales. La innovación del Protean 3 será la adición de paneles fotovoltaicos para aprovechar la energía solar y así lograr una mayor autonomía del vehículo.

El trabajo de años y las innovaciones del Protean 2 también han permitieron posicionar al modelo y las ideas del equipo de la Facultad: “La mayoría de los vehículos de este tipo están desarrollados por escuelas de ingeniería. En la carrera del año 2012 fuimos la única escuela de Diseño en presentarse, lo que contribuyó a que se empezaran a considerar temas como la usabilidad y el hecho de tomar en cuenta que hay un ser humano dentro de la máquina aportando también al movimiento. Ahora estamos trabajando con una empresa para hacer mediciones y ver cuál es la postura más efectiva y cómo se puede optimizar el rendimiento del pasajero”, señala Tapia.

Auto-escuela

El Protean 3 se plantea no sólo como un producto tecnológico, sino también como una vía para la aplicación práctica del conocimiento de académicos y estudiantes, así como un instrumento que contribuya a enseñar a las personas sobre las distintas tecnologías.

Así lo define Mauricio Tapia: “A este proyecto nosotros le hemos llamado el ‘vehículo-escuela’, porque probamos nuestras hipótesis y nuestros desarrollos en la realidad de la carrera en la cual participamos. Además aplicamos la multidisciplina, integrando la fisiología del deporte, la antropometría, la ingeniería eléctrica, el diseño industrial de productos y el branding. Además nos trasladamos con un stand móvil para que en cada comunidad por donde pase el vehículo las personas entiendan de qué se trata un auto híbrido-solar y qué tecnologías estamos poniendo a prueba. Es una manera de enseñar aplicadamente la información para que se transforme en conocimiento”.

El Protean 3 pretende estar listo en el mes de septiembre para comenzar a ser probado, para luego competir en la Carrera Solar Atacama 2014, que tendrá lugar entre el 13 y el 17 de noviembre.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo